Reportajes lunes 3 de dic 2007, 9:32am - nota 1 de 1

Los muxes, la diversidad tolerada en Juchitán

Por: El Universal/JUCHITAN, Oaxaca.
Con su vestido de gala y luces, antes de ser coronada, Thalía, sonrie a la gente del pueblo que asistió a la fiesta de la Vela. (Fotografía de El Universal)


Son el orgullo de Juchitán. En su tradicional fiesta ellos se convierten en ‘reinas’ y son admiradas por el pueblo.

Por una sola noche al año se transformarán en reinas. Se pusieron a dieta meses antes para lucir sus vestidos, hicieron pruebas de peinado y maquillaje durante varios días. Ensayaron sus pasos con los tacones del número diez puestos, se soñaron siendo la mejor “vestida” en el desfile. La fecha llegó y la Vela, fiesta tradicional oaxaqueña, está dedicada a ellos, a los Muxes.

Unas horas antes, en el radio suena “Nena” de Miguel Bosé. Ahí está Tul, con sus 16 años y su cara de niña, recortando moldes de hule espuma que le servirán de senos copa B. En el sillón de junto y pintándose las uñas, Thalía, la próxima reina 2007. Unos metros adelante y en la misma sala, Gema, la modista del grupo, con sus tubos en la cabeza y sus shorts de futbolista, detalla los atuendos, mientras Viniza mira el talle de su vestido en el maniquí y se pregunta si le quedará. Son muxes y se autodenominan “Las intrépidas buscadoras del peligro”.

Es su noche. Durante las ocho horas que dure la Vela serán admiradas, observadas, fotografiadas, aplaudidas y hasta “viboreadas” por sus mismos compañeros Muxes. El nivel de competencia es alto, por eso guardan en secreto el color del vestido que usarán. Esconden sus pelucas y no revelan si llevarán el pelo suelto o recogido.

La fila para entrar a la Vela le da la vuelta a la calle. Están formados los de falda corta y top, los de vestidos transparentes, los de peluca, los de pelo corto y los vestidos de Tehuana, los jóvenes, los viejos. Los acompañan sus padres, sus madres, sus hermanos. Los “gays” del pueblo que decidieron ir de pantalón negro y guayabera blanca y los heterosexuales curiosos y que orgullosamente les piden fotos como si se tratara de alguna celebridad.

Todos los hombres llegan con un cartón de cerveza y las mujeres con una cooperación voluntaria por no llegar con las manos vacías, dinero que las “intrépidas buscadoras del peligro” utilizarán para pagar a los músicos y el salón de fiestas. Aunque este año, Gema es la mayordomo, es decir, la que paga gran parte de la Vela. Lo hace por ganarse el prestigio entre las “intrépidas” y porque pretende que esta fiesta sea mejor que las 30 anteriores.

En cuanto los Muxes entran al salón la orquesta comienza con los primeros acordes. Los hombres se acercan hasta ellos y los sacan a bailar. Las más lucidoras no se sientan en toda la noche. Con sus dos ampolletitas de Corona en la mano observan a los presentes, sonríen y se menean al ritmo de sones sobre sus tacones altos.

Viniza trae su vestido rojo con corsé en lentejuela. Mide 1.80 metros, tiene ojos falsamente azules y tez blanca. Junto con Thalía, la coronada reina de la noche, es de las más fotografiadas.

“Me copie el modelito de la protagonista de la telenovela Pasión”, dice. Su peluca es de chinos largos, igual a la de la verdadera Thalía. Sus pechos son dos pantaletas de su sobrinita, una rosa y una azul. Esta noche bailará vestida de sirena, cual quinceañera, con todo y chambelanes stripers. La coronarán las “intrépidas” y su papá la ha seguido hasta el salón de fiestas atrás de la banda de guerra. La habla en zapoteco y ella traduce: “dice que parezco princesa”. Juntos han recorrido el pueblo saludando a los curiosos que salen de sus casas a admirar a la nueva reina.

Viniza es la más popular. “Hola Viniza”, “¡Qué bonita te ves, Viniza!”, escucha de sus vecinos y de las mujeres del pueblo. Para ellos no es raro verlo vestido de mujer pues todos los días porta traje típico aunque la Vela es especial porque esta noche pasó de Tehuana a modelo de revista.

Viniza dice no considerarse gay sino Muxe palabra zapoteca que en español significa mujer. “Somos Muxes y los Muxes existen desde hace años en Juchitán. Somos un orgullo para nuestras familias, para el pueblo. Aquí y en cualquier lado yo no soy homosexual sino Muxe y ese es un concepto más avanzado”, dice.

Lo Muxe va más allá de lucir tacones en una fiesta. Lo dicen sus padres, que les toman fotos orgullosos, sus hermanos y tíos que los acompañan durante el desfile por las calles del pueblo, sus madres que se sienten bendecidas por San Vicente, santo patrón de Juchitán, por tener un hijo homosexual que se quedará a cuidarla hasta que muera.

Festejan su “Vela” oaxaqueña todos los noviembres, desde hace 31 años. Las puertas se abren para todo el pueblo, para los pueblos vecinos, para los homosexuales, travestis, lesbianas, transgénero, heterosexuales, niños, jóvenes, viejos. Cualquier persona de Oaxaca o cualquier parte del país e incluso del mundo es bienvenido si trae su cartón de cerveza o su limosna. Eso sí, las que lucen ese día sólo son los Muxes, son los únicos que portan vestidos de noche el resto de las mujeres visten de Tehuanas.

El desfile es a las 12 en punto. Cada una de las “intrépidas” recorre el salón. La gente les aplaude. Algunas avientan dulces. Todos los Muxes desfilan en diagonal y miran hacia el frente. Sonríen y ondean su mano cual reinas de belleza. Las luces los siguen hasta el templete donde coronarán a Thalía. Después del baile y la corona la fiesta sigue hasta las seis de la mañana. “De aquí no nos vamos hasta que ligamos algo”, dice Thalía.

Para todos los Muxes, Juchitán es el mejor lugar para vivir como mujeres. Dicen que San Vicente, santo patrón de Juchitán, viajaba por todo el país con tres costales llenos de granos que iba repartiendo por el país. En uno portaba los granos masculinos, en otro los femeninos y un tercero combinados. “En Juchitán se le rompió el tercer costal”, dice Viniza, Muxe de la vida.

“Por eso Juchitan es el mejor lugar para vivir como Muxe, aquí somos felices y respetados”, dicen. Tal vez por eso en la calle les aplauden cuando desfilan en carros alegóricos y en la Vela la gente les hace la noche más feliz del año.

¿Qué es ser muxe?

En las poblaciones Zapotecas del valle central de Oaxaca, México, se les llama muxes (“mushes”) a los varones travestidos que asumen roles femeninos en la comunidad En las poblaciones Zapotecas hay tolerancia y aceptación que los muxes disfrutan desde antes de la Conquista. Los Zapotecas consideran a los muxes parte de un tercer sexo, no mejor o peor que los hombres y mujeres, simplemente diferentes.

En una familia tradicional, el muxe todavía suele ser considerado por su madre como “el mejor de sus hijos” ya que el hijo muxe nunca abandona a los padres en los momentos difíciles de la vida: la vejez y las enfermedades. A diferencia de los hijos heterosexuales que se casan y van a formar otro núcleo familiar que necesita cuidados, el hijo muxe se queda en casa o regresa cuando es necesitado. Por esto, los muxes representan para sus madres tanto una seguridad económica como un apoyo moral, sobre todo cuando en edad madura se quedan solas.

Una historia

Amaranta Gómez, muxe con una destacada carrera:

Investigadora social, columnista y promotora de la identidad cultural indígena precolombina

Destaca por su actividad política al postularse, a los 25 años de edad, como candidato a diputada

Durante la adolescencia dejó de llamarse Jorge para asumir la personalidad de Amaranta

Originaria de Juchitán, Oaxaca, es considerado “la primera candidata transexual de México”

Activista en prevención del VIH y apoyo a los derechos de la comunidad lésbica-gay

Amaranta Gómez Regalado nació en 1967 y hasta la fecha continúa participando en proyectos de educación sexual.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 539 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT