Espectáculos domingo 11 de nov 2007, 10:17am - nota 18 de 25

El regreso de La Llorona

Por: El Universal
La leyenda continúa a través de las generaciones. (Archivo)


El lamento de la misteriosa mujer recorre las calles hasta llegar a la pantalla grande

MÉXICO, DF.- Las versiones del origen de esta mujer son muy variadas, desde antes de la llegada de los españoles se comentaba que era la diosa Cihuacóatl, quien aparecía elegantemente vestida y en las noches gritaba y bramaba en el aire; su atuendo era blanco y el cabello lo tenía dispuesto de forma tal que aparentaba tener cuernos en la frente. Otros aseguraban que era Doña Marina, o sea la Malinche quien, arrepentida de traicionar a los de su raza, regresaba a penar.

Con la conquista, estas versiones sufrieron ciertas modificaciones alegándose que era una joven enamorada que había muerto un día antes de casarse y traía al novio la corona de rosas que nunca llegó a ceñirse; otras veces era la viuda que venía a llorarle a sus hijos huérfanos, la esposa muerta en ausencia del marido a quien venía a darle el beso de despedida o la desafortunada mujer, vilmente asesinada por el celoso marido apareciéndose para lamentar su triste fin y confesar su inocencia.

Sea cual fuere su origen se dice que en tiempos de la colonia, a mediados del siglo XVI, los habitantes de la Ciudad de México se retiraban a sus casas sonando el toque de queda dado por las campanas de la primera catedral, a media noche y principalmente cuando había luna llena; despertaban espantados al oír en la calle unos tristes y lánguidos gemidos lanzados al viento por una mujer.

Las primeras noches, los vecinos sólo se santiguaban argumentando que los lamentos eran de una ánima del otro mundo, pero la situación fue tan insistente que la gente más despreocupada o atrevida, salía a cerciorarse qué era aquello, primero lo hicieron desde las puertas o ventanas, después algunos se animaron a salir y lograron ver a quien lanzaba tan lastimeros gemidos.

El mito popular mexicano se ha adaptado al cine como sustento argumental, más que adaptado a la época contemporánea es desnaturalizado hasta convertirlo en mero pretexto. De ahí a la primera película de Ramón Peón en 1933: La Llorona. Mucho mejor lo hicieron René Cardona en 1949, con una adaptación claramente inserta en los códigos del cine de horror, y sobre todo Ramón Peón, hace nada menos que setenta y un años.

Su escena de La Llorona ultimada de un sólido estacazo a mitad del pecho vale más que toda la cinta de Lorena Villarreal, cuyo debut exhibe los peligros que conlleva poner en el mismo saco buenas intenciones, recursos económicos e impericia.

Tiempo de lamentos

LA LLORONA

(René Cardona, 1960)

El filme de horror mexicano La Llorona empieza con una feliz mujer Margarita (Luz Mara Aguilar) que planea casarse con el amor de su vida Felipe (MauricioGarcés). Su tío Don Gerardo (Carlos López Moctezuma) se niega a bendecir la unión. De todas formas ella se casa, dará a luz a un hijo de nombre Jorgito. del cual ella se obsesiona. Don Gerardo le platicara a Felipe la leyenda de La Llorona ya que éste asegura que existe una maldición sobre los primogénitos de la familia. La Llorona (Maria Elena Márquez) se instalará en la casa con el propósito de cumplir su maldición sobre la familia.

EL GRITO DE LA MUERTE

(FERNANDO MÉNDEZ, 1958)

Película que combina los dos géneros en los que el director Fernando Méndez obtuvo más éxito: el terror y el western. La trama se centra en Gastón (Gastón Santos), un héroe de las praderas mexicanas que es acompañado por su fiel asistente Coyote Loco (Pedro de Aguillón, que se pasa la película tratando de conciliar un reparador sueño). Gastón llega a una hacienda muy parecida a la que el propio Méndez nos mostró en El Vampiro (1957), donde no falta ningún ingrediente del terror: hay una matriarca (Hortensia Santoveña) que vive haciendo preparativos para su próximo funeral; hay un cuchillo clavado en un reloj que sirve para ahuyentar a un fantasma denominado “la Insepulta”, que es el espectro de una mujer fallecida hace un año atrás (Carolina Barret). Hay también una joven heredera (María Duval), que rechaza el clima de superstición que reina en la hacienda y se decide a quitar el cuchillo del reloj. Como si esto fuera poco, las comadronas del lugar relacionan al fantasma con la terrible Llorona. Hay varias peleas a trompada limpia, tiros y toques de humor aportados por Coyote Loco; el clima de saludable clase B que resuma el filme se afirma con varias escenas nocturnas de tiros y persecuciones que, tal vez por falta de filtro correspondiente, se ven a la luz de un pleno mediodía.

LA MALDICIÓN DE LA LLORONA

(RAFAEL BALEDÓN, 1963)

Con su marido Jaime, la recién casada Amelia llega a la “casona maldita” de quien la ha llamado su tía Selma, viuda del doctor Daniel, que vive ahí con el contrahecho criado Juan. Al mirarse en un espejo, Amelia ve el rostro de la Llorona y después una calavera. Ante Amelia, Selma se dice aplicada a adquirir el poder de la Llorona, prueba que su imagen no se refleja en los espejos e introduce a su sobrina en el pasaje que hay tras uno de ellos. A las doce, Amelia arranca la estaca clavada en la Llorona, pero las súplicas de Jaime, amarrado, impiden que acabe de hacerlo. La Llorona muere para siempre y la casa se derrumba. Liberado por Amelia, Jaime vence a Juan y huye con su esposa. Daniel mata a Selma; el primero y Juan mueren aplastados.

SANTO Y MANTEQUILLA NAPOLES LA VENGANZA DE LA LLORONA

(MIGUEL M. DELGADO,1974)

Una hermosa mujer llamada Eugenia descubre que su amado se casará con otra en “La Venganza de la Llorona”. Atormentada hace un pacto con el Diablo para vengarse del hombre con el que engendró tres hijos. Eugenia mata a sus hijos y se suicida prometiendo volver como la Llorona. Santo y su amigo Mantequilla Nápoles tendrán que llevar a cabo la tarea de dar fin a la maldición de la Llorona recuperando una medalla que se encuentra en su tumba. La medalla tiene la clave para encontrar el tesoro que Eugenia dejó y que será entregado a una institución de la beneficencia.

LAS LLORONAS

(LORENA VILLAREAL, 2004)

Adaptación de la leyenda hispana La Llorona. Tres generaciones de una misma familia, fueron maldecidas. Cuenta la leyenda que por esa maldición, todos los descendientes hombres de la familia están destinados a morir jóvenes y de forma trágica, dejando a las mujeres en pena por siempre. Los que protagonizan la historia tratan de engañar al destino y librarse de su curso, pero un giro sorpresivo en sus vidas traerá consigo lo inesperado. La leyenda cuenta la historia de una mujer, quien por varias circunstancias en su vida enfrenta un momento de locura y ahoga sus hijos en un río cercano. Ella de repente entra en razón y quiere revivirlos, pero es demasiado tarde ya que ellos se han muerto. La leyenda cuenta que todo hijo varón de estas mujeres morirá a temprana edad, dejando a las madres lamentándose eternamente. Las mujeres luchan para cambiar su destino y prevenir futuras tragedias, pero acontecimientos inesperados sorprenderán a todos cuando sucede lo inimaginable.

JO-K’ÉL

(BENJAMÍN WILLIAMS, 2005)

La leyenda de La Llorona sirvió como base para la historia de esta cinta, que optó por los diálogos en inglés a pesar de ser una producción nacional ubicada (y filmada) en México. George (el actor de segunda Tom Parker) viaja a un pequeño poblado chiapaneco a ayudar a su madre (Dee Wallace) ante la noticia de la misteriosa desaparición de su media hermana. Sus pesquisas lo llevan a encontrarse con Carmen (Ana Patricia Rojo), quien investiga hechos similares. Juntos descubren que la leyenda de Jo-k’él no es tan fantástica como parece.

KILÓMETRO 31

(Rigoberto Castañeda, 2006)

La ópera prima del cineasta mexicano es un buen homenaje a la leyenda de La Llorona. Narra la historia de las gemelas Catalina y Ágata, quienes siempre han tenido una conexión telepática, la cual se incrementa después de un accidente en el kilómetro 31 de la carretera al Desierto de los Leones. La dirección y el guión de la película, basada en un hecho real, es de Rigoberto Castañeda, quien señaló en conferencia de prensa que la idea la tomó de la anécdota que escuchó en el radio de un camionero sobre los “fantasmas en las carreteras” y de algunas historias que le contaron diversas personas.

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000mundo asombroso
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 722 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT