Nacional domingo 9 de sep 2007, 10:25am - nota 6 de 12

Pobreza, causa principal de delincuencia

Por: El Universal/Chetumal, Q. Roo.


Tres de cada 10 personas se sienten inseguras al viajar en transporte público. Casi la cuarta parte de la población ha sido asaltada.

El Estado de Derecho es pilar de toda sociedad democrática. La convivencia entre ciudadanos sólo es posible cuando existe una serie de garantías que los protege frente a los demás y frente a posibles arbitrariedades del Gobierno. La problemática surge cuando la delincuencia gana terreno y afecta la vida cotidiana de las personas. En estos casos, el Gobierno está obligado a combatir eficazmente al crimen, al mismo tiempo que debe salvaguardar los derechos individuales, incluso las garantías de los propios delincuentes.

Pero, ¿está dispuesta la ciudadanía a sacrificar derechos individuales a cambio de ganar la lucha contra la delincuencia?, ¿la inseguridad pública se debe, ante los ojos de los mexicanos, a la falta de dureza de nuestras leyes?, ¿cuál es el papel de las autoridades y de la sociedad en el combate al crimen?, y ¿cómo se vive el fenómeno de la inseguridad? Estas y otras preguntas se indagan en la Encuesta Nacional sobre Seguridad y Democracia de Ipsos-Bimsa.

Inseguridad, el primer problema

Uno de cada cuatro mexicanos (23%) considera a la delincuencia o a la inseguridad como el principal problema en el país, 10% señala a la corrupción y 6% menciona al narcotráfico.

Las principales causas de la delincuencia e inseguridad, en opinión de los encuestados, son: la pobreza (31%), la falta de profesionalismo de la Policía (25%) y la corrupción (13%). En la percepción ciudadana, el origen del problema es socioeconómico o de profesionalización. No se menciona que las leyes sean “blandas” contra los delincuentes.

La encuesta también revela que el aumento del crimen en nuestro país influye cada vez más en la convivencia social y en el comportamiento cotidiano de las personas: 28% de las personas encuestadas se siente insegura cuando viaja en el transporte público de día (camión, Metro, entre otros), mientras que esta cifra aumenta a 47% cuando se utiliza el transporte público de noche y a 49% cuando se camina por la calle a altas horas, en tanto que 37% se siente inseguro al viajar de noche en automóvil.

Por su parte, 23% de los ciudadanos o alguien de su familia ha sido objeto de robo o intento de robo sin violencia física en la calle, automóvil o en un lugar público, mientras que 14% ha sido víctima de robo en el hogar o de robo de alguna parte de su auto.

Permea el narco

a instituciones

En cuanto al papel de las autoridades, se percibe que el narcotráfico ha permeado a diversas áreas como el Gobierno (71%), los cuerpos de seguridad (68%) o los partidos políticos (67%). Sin embargo, la mayoría confía en la capacidad de las autoridades para combatir a la delincuencia (69%) y 39% de los entrevistados considera que en México existe una estrategia clara para el combate a la delincuencia y 49% que no existe.

Del porcentaje (39%) que cree que existe esta estrategia, 47% opina que ésta es efectiva y 45% que ésta no es efectiva. En suma, la opinión pública tiene la expectativa de que el Gobierno resuelva el problema delictivo, pero hay escepticismo sobre su efectividad, en parte por sospechas de corrupción, pero también por falta de profesionalismo.

Buena imagen del Ejército

La buena imagen del Ejército influye en que 73% apoye su participación en labores de la Policía. Con la excepción de la Policía de Tránsito y la Policía Judicial, hay un grado relativo de confianza hacia distintos cuerpos de seguridad pública, en particular la Policía Federal de Caminos y la Policía Federal Preventiva.

La participación ciudadana en la lucha contra el crimen es y será crucial: 2 de cada 10 mexicanos han estado, junto a sus vecinos, en contacto con las autoridades locales para combatir la delincuencia o se han organizado para vigilar sus casas y planear acciones contra la misma. Al mismo tiempo, 76% declara estar dispuesto a denunciar a las autoridades cualquier delito del que sea víctima, 73% a cualquier persona sospechosa y 69% a cualquier actividad presuntamente ilícita y a personas que sepa que han cometido un crimen.

Avalan ceder garantías

Un dato preocupante en la encuesta es la proporción de mexicanos dispuesta a ceder garantías individuales cuando se trata de presuntos delincuentes: 59% de los encuestados está de acuerdo en que se permita a la Policía intervenir los teléfonos de éstos sin una orden judicial, 58% que se permita detenerlos sin una orden judicial y 53% en que se pueda catear las casas sin un mandato judicial. Incluso hay opinión dividida en el tema de la tortura: 43% de los mexicanos opina que el uso de la misma para obtener información de presuntos delincuentes es injustificable, mientras que un porcentaje muy similar, 39%, opina que es muy o algo justificable.

El balance arroja aspectos positivos y focos rojos. Las autoridades tienen las expectativas y participación ciudadana de su lado, pero se enfrentan con un alto grado de escepticismo en cuanto a su efectividad. El reto es diseñar estrategias efectivas contra la delincuencia, que fortalezcan el tejido social y el entramado institucional. Sólo así tendremos más seguridad dentro del marco democrático.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 27 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT