Durango martes 4 de sep 2007, 8:11pm - nota 4 de 32

Son factores de emigración la pobreza y el desempleo

Por: El Siglo de Durango
El sacerdote católico Andrés Carrasco, mayor del Templo del Sagrado Corazón, reconoció que sí afecta mucho el hecho de que no esté el padre en el hogar a causa de la migración al extranjero por falta de trabajo en su entidad.


Mientras Durango y el país no resuelvan los conflictos económicos y laborales que generan el desempleo, seguirán lacerando a la sociedad problemas como la migración y, por ende, la desintegración familiar.

Así lo expuso el sacerdote católico Andrés Carrasco, mayor del Templo del Sagrado Corazón, quien reconoció: “Sí afecta mucho el hecho de que no esté el padre en el hogar, pues los niños viven una experiencia familiar distinta”.

“Los niños pequeños necesitan, más que otra cosa, la presencia, el cariño, la educación y la formación del papá, por eso, a veces los jóvenes lo exhortan literalmente de que no importa cómo sea el padre pero que esté con ellos”.

El padre Andrés dijo: “Lo cierto es que en muchos de los casos los padres de familia se van porque, paradójicamente, quieren ayudar a sus familias. Entonces, no es que las abandonen; no es que quieran la desintegración, sino al contrario, quieren la solvencia económica digna para su familia”.

Sin embargo, dejó claro: “Si no resolvemos el problema laboral en México y especialmente en Durango, esta situación va a continuar, y por mucho que les digas a los señores que no se vayan, cómo le haces para detenerlos. Se van”.

Lamentó que la preocupación por la economía de las familias genere que las cabezas del hogar no tengan otra opción que irse al extranjero, concretamente a los Estados Unidos, para poder conseguir empleo y mantener a su gente.

E incluso, opinó que sería ingenuo intentar decirle a los papás que no se vayan y que mejor acepten quedarse en su tierra aunque sea poco lo que ganan. “Pero es que a veces no es poco, sino casi nada lo que obtienen para los gastos de una casa”.

“Sí es un problema serio a resolver”, insistió, al admitir que lamentablemente muchos de los paisanos que se van forman otra familia en Estados Unidos y se olvidan de la de aquí; o pierden su fe y sus valores, o se hacen adictos. Es lamentable, pero en muchos casos es real.

“Piénsenlo dos veces...”

Estados Unidos no es el paraíso ni la panacea que muchos creen al irse hacia allá, dice el padre Andrés Carrasco. Y aclara al respecto:

“Entonces hay un engaño”.

“Muchos señores creen que nada más al cruzar la línea ya van a tener los millones de dólares para mandarles dinero a sus familias, y eso es falso”.

“Incluso, muchos se van, ganan dinero y no mandan para acá nada. Es decir, hay un abandono en la práctica”.

“La invitación sería a que quienes están contemplando esta decisión lo piensen más de dos veces”.

“Primero deben valorar lo que van a dejar aquí, y luego, si es real lo que en apariencia van a conseguir allá”.

“Es que, aparte, hay mucho maltrato y mucha humillación porque las nuevas leyes provocan casi una persecución a los migrantes”.

Fuente: Entrevista con el sacerdote Andrés Carrasco, mayor del Templo del Sagrado Corazón de Jesús en la ciudad de Durango.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 466 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT