Deportes domingo 27 de may 2007, 10:59am - nota 29 de 29

Deporte extremo, alto riesgo

Por: El Universal /México, D.F.


Cada vez más son los atletas y las especialidades que buscan poner el cuerpo humano a prueba en situaciones de extremo peligro y que para muchos son imposibles

Cuando se trata de vivir el deporte al máximo, no hay mejor imán que las palabras reto, aventura y adrenalina. Simplemente, resultan irresistibles para aquellos atletas amantes de lo extremo.

Especialidades como el alpinismo, la inmersión y el boxeo, entre otras, son disciplinas que reúnen dichas características y que representan todo un desafío para los deportistas que aceptan el reto de practicarlas, aunque en ocasiones, pongan en peligro la funcionalidad de sus cuerpos y la vida.

La sensación de riesgo y el llevar el cuerpo al límite de sus capacidades físicas, son factores que resultan atractivos para miles de atletas alrededor del mundo. El problema llega cuando se presentan lesiones graves e incluso la muerte.

El boxeo por ejemplo, se ha convertido en un deporte popular que ha servido de refugio para jóvenes que tratan de evitar el destino de vivir en las calles o delinquir.

“Los boxeadores amamos lo que hacemos y sabemos muy bien a qué riesgos estamos expuestos al subir a un ring. Lo que podemos hacer es tratar de cuidarnos de que no nos den un mal golpe que pueda ocasionarnos un daño irreversible”, comentó Marco Antonio Peribán, púgil mexicano seleccionado para los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007 en la categoría de 75 kilogramos.

A pesar del auge y popularidad que ha alcanzado el box en los últimos años, también ha sido causa de lesiones como la trombosis, daños cerebrales y deterioro mental.

Un claro ejemplo es el legendario boxeador estadounidense Muhammad Alí, quien tras años de actividad profesional, actualmente padece el mal del Alzheimer.

“Para llevar a cabo deportes como esos se debe tener una excelente condición física. A algunos deportistas les lleva años conseguirlo y aún así, tiene su grado de riesgo. Para una persona común sería peligroso practicar especialidades como la inmersión o el alpinismo porque el cuerpo no está preparado para soportar esas condiciones extremas”, comentó el doctor Ángel Serrano, miembro del equipo médico de la Conade.

El alpinismo resulta también un deporte de riesgo, debido a que el cuerpo humano debe sobreponerse a temperaturas bajas que pueden causarle hipotermia.

“Tiene sus peligros, porque las condiciones climáticas son impredecibles. Sin embargo, la sensación de escalar es incomparable”, comentó el ex alpinista Carlos Carsolio.

Carlos Carsolio es un claro ejemplo de un deportista amante del riesgo, pues tras practicar el montañismo, acaba de concluir el reto de cruzar el país de océano a océano en vuelo libre de parapente.

En el caso de la inmersión, sobrepasar los 150 metros de profundidad podría ser una trampa mortal para el cuerpo que podría sufrir bradicardia, una anormalidad en la frecuencia de los latidos del corazón.

Muchos son los riesgos a los que se enfrentan algunos deportistas. Sin embargo, es la pasión por el riesgo y el amor por el deporte lo que los mantiene de pie en una aventura de la que esperan salir bien librados y la que los alimenta el alma para seguir en busca de deportes sin límite.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 191 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT