Ciencia domingo 27 de may 2007, 12:15pm - nota 1 de 3

El paso de los dinosaurios por México

Por: EL UNIVERSAL


EN MÉXICO EL ESTUDIO DE LOS FÓSILES TIENE SÓLO 80 AÑOS DE EXISTENCIA

Los hallazgos paleontológicos obtenidos hasta el momento en México han brindado importante información acerca del periodo Cretácico.

Aunque en México no se han encontrado restos de enormes y feroces dinosaurios como el Tiranosaurio rex o el brontosaurio, que regularmente se nos vienen a la mente cuando hablamos de animales prehistóricos, el actual territorio nacional ha resultado un lugar estratégico para conocer algunos patrones de comportamiento de esas especies que dominaron el planeta hace más de 65 millones de años.

Desde hallazgos de huellas de dinosaurios en estados como Michoacán, Oaxaca, Puebla y Chiapas -más allá de Coahuila que es el punto donde tradicionalmente se han encontrado más fósiles-, hasta el descubrimiento de evidencia que muestra que eran especies migratorias, son algunos de los asuntos que hoy ocupan a los investigadores.

En el país se han descubierto nuevas especies de dinosaurios como el Tiranosaurio labocania, un animal carnívoro que habitó la actual península de Baja California. Más reciente es el hallazgo del sabinosaurio -encontrado a mediados de los 90-, un herbívoro de la familia de los kritosaurus, de 70 metros de longitud por 15 de alto, en la región de Sabinas, Coahuila. Y aunque la fecha de hallazgo data de una década atrás, sólo ahora comienza a difundirse en revista especializadas.

La exploración y estudio de fósiles de dinosaurios es una disciplina relativamente reciente en México, con tan sólo 80 años de existencia. René Hernández, paleontólogo del Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explica que se han hallado restos de dinosaurios, que por la forma de los huesos, hacen suponer que se trata de nuevas especies; sin embargo, se necesitan más evidencia para dar como un hecho tal hipótesis.

En particular, refiere que se hallaron "restos de una especie de dinosaurio que nos hace suponer es nueva, pero nos falta una parte de la región frontal del cráneo, por lo que todavía no podemos tener una total certeza".

Localizar un esqueleto más o menos completo de un dinosaurio es una tarea sumamente compleja, porque al morir el animal, el agua, el viento o los animales carroñeros dispersaron los huesos.

Estudios de exploración organizados por especialistas y con apoyo de varios aficionados a la paleontología, han permitido encontrar más depósitos de restos fósiles a lo largo del país.

El Cerro de los Dinosaurios

Por ejemplo, en un área de 40 kilómetros cuadrados en Coahuila se han localizado casi 200 lugares con restos óseos de dinosaurios, destacando por su abundancia y estado de preservación el Cerro de la Virgen, rebautizado como Cerro de los Dinosaurios. Algunos de ellos conservan la impresión de la piel y, en otros, parece ser que primero se presentó una momificación de ésta y luego se cubrió de minerales.

Los especialistas suponen que esa zona era antiguamente el delta de un río, donde algunas de sus ramificaciones desembocaban en una laguna de aguas salobres, la cual tenía contacto con el mar. Aquello puede explicar la riqueza y asociación de dinosaurios, cocodrilos, tortugas, frutos, impresiones de hojas e invertebrados marinos.

Por esas evidencias se considera a ese lugar un centro de enorme importancia para el período Cretácico tardío, dado que su diversidad, abundancia y excelente estado de preservación de animales y plantas fósiles lo hace "único en el mundo", afirma el especialista. Luis Espinosa Arrubarrena, jefe del Museo de Geología de la UNAM, revela que recientemente también han sido encontradas huellas de dinosaurio en diversos estados del país como Michoacán, Oaxaca, Puebla y Chiapas.

Esa evidencia encontrada en el territorio nacional refuerza la idea de que los dinosaurios eran animales migratorios, e incluso se abre la hipótesis de que algunas especies de Norteamérica cruzaron hacia Sudamérica a través del conjunto de islas que en ese entonces componía la región que hoy ocupa México.

Hasta hace unos años no se sabía por qué los dinosaurios de Sudamérica, que en el Jurásico y Cretácico era una enorme isla, guardaban relación con los animales prehistóricos de Norteamérica, pero ahora se cree que pudieron nadar entre dichas islas.

Espinosa Arrubarrena destaca que las huellas de dinosaurios también brindan importante información sobre la velocidad a la que caminaban o corrían, si eran cuadrúpedos, bípedos o combinaban esas posiciones; si viajaban en manadas o eran solitarios y hasta en la forma en que cazaban.

Los hallazgos paleontológicos obtenidos hasta el momento en México han brindado importante información acerca del periodo Cretácico. Más allá de esto, restos más antiguos hallados en Tamaulipas, donde se identificó a uno de los primeros mamíferos en la Tierra, el therápsido bautizado como Bocaferium mexicanum, que existió hace más de 100 millones de años, también han brindado información acerca del Jurásico.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 266 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT