Nosotros domingo 13 de may 2007, 6:10pm - nota 13 de 27

Su Salud Bucal / DIENTES DESGASTADOS SEÑAL DE PROBLEMA

Por: Dr. Luis Manuel Acuña Cepeda


COLEGIO DE CIRUJANOS DENTISTAS DE LA LAGUNA A.C.

FILIAL A LA ASOCIACIÓN DENTAL MEXICANA FEDERACIÓN

Es frecuente observar personas con dientes desgastados o con pequeñas fracturas del esmalte, suele ser notorio en los dientes del frente cuando están muy pequeños lo cual causa una sonrisa que no es estética. Los desgastes se pueden presentar también en los dientes posteriores y en ambos tiene mayor importancia de la que se suele dar.

En relación al tema recuerdo un caso en particular que me hace reflexionar, puesto que al evaluar la boca además de observar desgastes en dientes anteriores y posteriores faltaban los primeros molares inferiores. Existía una razón para buscar atención dental; había dolor al masticar localizado en una muela del juicio o tercer molar inferior. En esa cita se dio prioridad en atender el dolor e independiente a ello el plan de tratamiento implicaba pensar en la necesidad de reparar todos los problemas presentes puesto que la boca funciona en razón de un todo, además en verdad los dientes anteriores presentan un desgaste avanzado.

Desde mi perspectiva profesional pudiera pensar que la propuesta técnica ofrecida es la correcta. La económica puede o no estar acorde al bolsillo de la persona y ser ésta una limitación. Sin embargo lo que llamó mi atención es que a pesar de explicar de manera amplia la patología o problema que esto significa y el beneficio de reparar lo dañado escuchamos como respuesta un “yo creo que realmente no lo necesito, además la molestia ya desapareció”. Por supuesto que la estética no le preocupaba y de antemano la ausencia de molares “pues ya se acostumbró”.

No es de sorprender tan usual actitud, además estoy consiente de que existen personas con igual problemática y que hay muchos aspectos por considerar. Sin embargo cabe hacer la reflexión en el tema de los desgastes y su importancia, porque es la señal de que existe un problema que va más allá de lo estético.

¿Cual es la razón de que un diente salga o erupcione con una forma y luego, en la masticación adulta, cambie por otra?

El desgaste mecánico que sufren las superficies masticatorias de los dientes o molares como resultado del rozamiento se denominan facetas, transformando las superficies curvas en planas hasta el grado de llegar a un desgaste que cambia la altura funcional resultando insuficiente.

En principio es importante mencionar como antecedente que la dentición en los niños presenta la característica que sus dientes temporales o de leche tienen un esmalte más blando que se desgasta con facilidad. Es común observar que los niños de ocho a diez años tengan dientes pequeños y muy desgastados o abrasionados, en esta etapa presentan lo que denominamos una dentición mixta donde hay dientes temporales y los ya definitivos o permanentes lo que constituyen una fuente inagotable de interferencias por los diferentes tamaños lo cual propicia la tan común bruxomanía o rechinar de dientes, lo cual favorecerá el desarrollo de los maxilares de su cara.

Al correr de los años la lesión al esmalte se produce por procesos que dan como resultado la pérdida de sustancia, como sucede con la caries, los traumatismos, las erosiones o desgastes químicos y las facetas por interferencias.

Lo dañado o cambios estructurales son permanentes e irreversibles puesto que no hay regeneración en el metabolismo de este tejido dental. Cabe mencionar, que existen diferencias en cuanto a la dureza del esmalte entre las personas, por lo tanto no es difícil comprender que la resistencia a las fuerzas traumáticas hace la diferencia entre el avanzado desgaste dental o lesiones que se pueden presentar en otras áreas como músculos, articulación de la mandíbula y en el periodonto o sea los tejidos de soporte dental como hueso, encías y ligamentos.

Cuando los desgastes cambian la estructura del diente y alteran la función o facilitan la acción de otros mecanismos destructivos estamos en presencia de un problema patológico. El estrés puede generar hiperactividad muscular y las fuerzas actuantes cambian de dirección y aumentan la intensidad y frecuencia. Durante el sueño la bruxomanía se activa pues el organismo tratará de eliminar las interferencias, y para lograr ese objetivo se produce movimientos de la mandíbula de manera patológica lo que llamamos parafunción. Aumenta considerablemente la frecuencia de fuerzas, lo que genera un mayor desgaste de los dientes anteriores. En general podemos afirmar que los problemas de los dientes anteriores reconocen causas en los dientes posteriores, y a su vez que los dientes posteriores obedecen a problemas de los dientes anteriores, empero, una vez avanzado el desgaste o facetamiento ambos son causa y efecto de él. Se producirá una pérdida progresiva de altura funcional lo que trae por consecuencia que al pasar de los años no sólo la destrucción de la dentadura es el problema, sino cómo esto nos repercute.

Prevenir en todos los casos es lo ideal como lo es brindar mayor información para crear una mejor cultura de salud bucodental. Sin embargo sigue siendo en muchos de los casos lo económico y sus prioridades un factor importante. Por eso detectar las facetas o lo que lo origina en su periodo inicial hace fácil el tratamiento, económico y seguro.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 382 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT