pub
Espectáculos miércoles 4 de abr 2007, 4:41pm - nota 11 de 11

Le esperan 40 años de cárcel a “Babo”

Por:
Antes de ser el famoso “Babo”, líder del Cartel de Santa, Eduardo Dávalos de Luna era conocido entre sus amigos como “Capu”, en referencia a Capulina, por su aspecto regordete. (Internet)


RENCILLAS | MATA ‘POR ERROR’ A UN COMPAÑERO DE SU GRUPO MUSICAL

Consignan al vocalista del Cartel de Santa, por los delitos de homicidio calificado y uso de armas de fuego

El Universal

MONTERREY, NL.- Eduardo Dávalos de Luna, vocalista del Cartel de Santa, fue consignado por los delitos de homicidio calificado y uso de armas de fuego, informó un portavoz de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León.

Debido a lo grave de la acusación, Dávalos Luna podría pasar hasta 40 años de prisión por el delito que se le acusa, ya que así lo establece el Código penal de Nuevo León.

El vocalista del Cartel de Santa quedó consignado ante el Juez Segundo de lo Penal del Municipio de San Pedro Garza García. Dávalos, alias “El Babo”, asesinó a un compañero de trabajo llamado Ulises con disparos de arma de fuego calibre 38 súper e hirió al chofer del grupo llamado Juan Miguel Chávez Pimental, de 20 años, con quien tenía “viejas rencillas”

Ante las autoridades, Davaló precisó que nunca tuvo intención de asesinar a uno de sus compañeros de trabajo y que sólo quiso defenderse del chofer del grupo, a quien hirió con un arma de fuego. “Dávalos quedó consignado ante un juez por el delito de homicidio calificado y uso de arma de fuego”, afirmó Daniel de León, portavoz de la procuraduría.

El reporte ante la Policía Ministerial describe que el crimen ocurrió alrededor de las 20:40 horas del viernes pasado -30 de marzo- sobre las calles de Mar Báltico y Mar Rojo de la colonia Aurora, del municipio de Santa Catarina.

Posteriormente del asesinato, Dávalos de Luna se entregó a la Policía Ministerial del estado.

En una entrevista reciente que fue subida al portal YouTube, a finales del año pasado, el líder del Cartel de Santa cuenta cómo comenzó ese grupo de hip hop.

“Todo nació en una borrachera”, afirmó el “Babo” en la entrevista. “Cuando cumplí alrededor de 20 años, o algo así porque no me acuerdo bien, estaba con esos gue... tocando y nos echamos un palomazo”, añadió Eduardo Dávalos.

Mencionó que ahí nació la idea de crear una nueva agrupación que mezclara en el rap guitarras acústicas para que estuvieran en vivo a la hora del show. “En un principio teníamos batería y luego se comenzó a programar DJ y de ahí comenzó a surgir todo”, añadió el Babo.

Destacó que a mucha gente le gustó el concepto y de “ahí para adelante todo ha sido chido”.

Del escenario a la prisión

Antes de ser el famoso “Babo”, líder del Cartel de Santa, Eduardo Dávalos de Luna era conocido entre sus amigos como “Capu”, en referencia a Capulina, por su aspecto regordete.

Conocido mayormente entre el público juvenil, el intérprete inició su aventura por la música hip hop en 1997, en su natal Santa Catarina, de ahí el nombre de su grupo.

El vecino de la colonia La Aurora, de 30 años de edad, enfrenta actualmente cargos por los delitos de homicidio calificado y lesiones.

El intérprete de “Perros” y “Todas Mueren por Mí”, quien protagonizó una riña el 30 de marzo, es señalado como el presunto responsable de la muerte de Ulises Nayit Buenrostro Villanueva y de las lesiones que sufrió en las piernas Juan Miguel Chávez Pimentel, alias “Micky”.

Un dictamen determinó que “Babo” no estaba bajos los efectos de drogas o alcohol cuando ocurrieron los hechos.

Ésta no es la primera vez que el músico tiene problemas con la ley, aunque los motivos habían sido distintos.

En junio de 2004 fue encarcelado en la delegación Infonavit La Huasteca durante varias horas junto con Dharius, su compañero del grupo, según el reporte, por manejar a exceso de velocidad y pasarse un semáforo en rojo mientras circulaban en San Pedro, aunque quienes los detuvieron fueron las autoridades de Santa Catarina.

“La Pelotona”, tema que incluyó en su álbum debut Cartel de Santa, nació estando en la cárcel, según expresó durante un concierto ofrecido en la una discoteca en 2003.

De hecho, en uno de sus discos se puede leer el agradecimiento que hace a su única hermana, Arlen, por haberle tendido la mano las veces que estuvo tras las rejas.

“A mi hermana Arlen por ayudarme a salir tantas veces de la cárcel”, escribió.

Talentoso y explosivo

Ricardo Hass, quien fuera representante de Cartel de Santa durante cuatro años, describe a “Babo” como un hombre de contrastes.

“‘Babo’ es un hombre talentoso, inteligente... y explosivo. Él siempre fue una persona que nos dio muchas satisfacciones por el lado creativo, es alguien a quien admiramos por su forma de escribir, por su estilo de componer, pero con quien es muy difícil trabajar, tiene una personalidad explosiva”, comentó Hass, quien ahora a través de su compañía HOME Integral Artist Management sigue vendiendo las fechas del grupo.

“Terminamos la relación laboral porque tiene una personalidad difícil, porque es un hombre aferrado a sus ideas, es explosivo y cuando se ponía así, tendía a levantar la voz, pero debo decirte también que siempre nos respetó como sus representantes. Es un cliente leal”.

De acuerdo con Jorge Romo, quien hace años compartía con “Babo” el gusto de andar en patineta, el músico era un apasionado del rock, más que del hip hop.

“A ‘Capu’ lo conozco desde el 91. En ese tiempo estaba bien marrano y no se dejaba el bigote, era bien relajo, como toda la raza, era buena gente, nunca me cayó, pero se hizo famoso y sí cambió, se sentía asediado”, expresó Romo, conocido entre los cuates como “Filo”.

“Nosotros le echábamos ‘carrilla’ porque él era rockero, supuestamente no le gustaba el hip hop ni el rap, pero anda de rapero. Me acuerdo que vivía con el complejo de ser gordo, lo vi hace como tres años y andaba poniéndose en forma”.

Thomas Maya, otro de los jóvenes que se reunían a patinar en la plaza de Venustiano Carranza, frente a la Normal Superior, recordó que hace años volvió a ver al cantante y éste le dijo que ya no lo llamara “Capu” porque ahora era “Babo”.

“Me enteré (el pasado domingo) de lo que le pasó a ‘Babo’. El tiempo que lo traté, cuando teníamos unos 22 ó 23 años, nunca me habría pasado por la mente que pasaría esto, me sacó de onda”, dijo Maya.

“Recuerdo que él era como la mayoría de los chavos, no le gustaba seguir órdenes, era rebelde, como la mayoría de los que patinábamos, pero nada más”.

Sus broncas con las drogas

Siempre serio y mal hablado, “Babo” nunca ha negado que haya probado drogas, pero, según declaró su padre por televisión, las dejó hace varios meses.

“Las drogas siempre lo pusieron en aprietos, pero nunca pasó a mayores, salvo algunos problemas que tuvo con la ley y que se resolvieron de inmediato, como aquella ocasión que fue detenido en Santa Catarina”, comentó un allegado al intérprete que prefirió omitir su nombre.

Las drogas son un tema recurrente en las canciones del Cartel de Santa. Ejemplos de ello son los temas Cannabis y Crónica de Babilonia; en el estribillo de esta última se puede escuchar “que yo soy marihuano que fuma hierba”.

“Los problemas de los que se hablan (en mis canciones)... He tenido broncas de drogadicción y alcoholismo”, confesó en el pasado “Babo”, quien a los 14 años probó las drogas por primera vez.

Sobre el contenido de la melodía “Crónica de Babilonia”, en la que habla abiertamente que fumaba “hierba”, respondió en aquella ocasión soltando una carcajada.

“¿No me ves los ojos?”, dijo el intérprete, quien tiene dos hijos: una niña, producto de su primer matrimonio, y un varón que tiene con su actual pareja, Mery Dee, joven dedicada también a la música.

“No sé cuánto llevo fumando, pero no me ha afectado. Yo no he visto nada de todo lo que dicen, que es malo, no hay sobredosis de marihuana, en cambio (el exceso) de alcohol te da cirrosis, te puede dar congestión alcohólica y no puedes manejar. Hay muchas cosas que no se pueden hacer en estado de ebriedad que bajo el influjo del cannabis sí se pueden hacer. Son ese tipo de cosas que no entiendo de las leyes”.

Entre bares y tatuajes

“Babo”, quien vivió una temporada en Chicago, es un experto en rimas que además tiene como hobbie hacer tatuajes.

“Conmigo trabajó hace como unos nueve u ocho años; acababa yo de abrir mi estudio (Ritual), estuvo aquí como unos tres meses, apenas empezaba él a tatuar y lo hacía bien, su especializaba en las sombras”, expresó César Castillo, uno de los más prestigiados tatuadores de Monterrey, quien ha “pintado” el cuerpo de Alejandro Fernández y Alicia Villarreal.

El tatuaje que el compositor luce en el brazo derecho se lo realizó Castillo hace años y para ello utilizó 70 agujas. Lo realizó en dos sesiones y le tomó cerca de 13 horas de trabajo.

“Le rellené el brazo de negro, es de estilo tribal, tiene que ver con las culturas indígenas, pero no tiene un significado especial, es un adorno”.

A la fecha, “Babo” continuaba dibujando formas en los cuerpos de sus amigos, pero sólo por afición y lo hacía de manera gratuita, como fue el caso de Thomas Maya, a quien hace siete años le pintó un dragón.

Antes de integrar el Cartel de Santa, el hip hopero fue guardia de seguridad del Café Iguana, ubicado en el Barrio Antiguo.

“Trabajó conmigo un ratillo antes de que tuviera el grupo, allá por el 96, lo contraté como seguridad, estaba en la puerta, sólo estuvo unos seis meses. Después siguió frecuentando el Iguana, iba como cliente y las tres o cuatro veces que lo contraté (ya como artista), nos íbamos a porcentajes, como le hago con Jumbo, Zurdok, Plastilina Mosh y otros grupos”, señaló Rodrigo Ríos, propietario del Café Iguana.

El futuro de “Babo”, quien se encuentra actualmente en la sede de la Agencia Estatal de Investigaciones, se sabrá cuando un juez resuelva su situación jurídica, ya sea al declararlo formalmente preso o dejarlo en libertad.

Al ser acusado del delito grave de homicidio calificado y lesiones, el cantante no tiene derecho a libertad bajo fianza, por lo que enfrentaría el proceso encarcelado.

Por lo pronto, sus fans lo siguen apoyando y los amigos se muestran solidarios, pero será la autoridad la que determine si “Babo” vuelva a escucharse en algún escenario que no esté tras las rejas.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 207 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT