Finanzas miércoles 21 de mar 2007, 9:31am - nota 6 de 9

La dinámica de los mercados

Por: SALVADOR KALIFA


El alza de los precios del petróleo en los últimos años ha dado lugar a diversos comentarios, algunos de los cuales son bastante ridículos, por lo menos cuando se les ve desde la óptica económica del funcionamiento de los mercados. Uno de esos comentarios es el de un operador extranjero de fondos de inversión en bienes genéricos (commodities), que sin recato alguno afirmó recientemente que la cotización de los hidrocarburos alcanzaría los 150 dólares por barril al comienzo de la próxima década.

Es cierto que muchas cosas pueden pasar antes de que llegue la nueva década, y que el surgimiento económico de India y China ha cambiado para siempre los patrones de consumo a los que estuvo acostumbrado por más de medio siglo el mundo occidental. Ello, sin embargo, no quiere decir que deja de operar la dinámica de los mercados, por lo que afirmaciones como la mencionada arriba carecen de sentido económico.

Un incremento permanente del precio del petróleo en relación con el promedio de los últimos 20 años no sería extraño, dada la mayor demanda de energéticos que representa la incorporación de esas economías de rápido crecimiento. Pero concluir por ello que los precios pueden escalar niveles cada vez mayores olvida las enseñanzas de la economía básica, que advierte que siempre un alza del precio de un producto propiciará diversas reacciones de corto, mediano y largo plazo por el lado de la oferta y demanda en los mercados. Un mayor precio del crudo estimulará, por un lado, un aumento en la exploración de nuevos yacimientos de petróleo y hará rentable algunos que no lo eran a los precios anteriores. Esto significa que si bien en el corto plazo tenemos que conformarnos con las fuentes existentes de crudo, en el mediano plazo veremos un aumento de la oferta de este energético.

La demanda de petróleo también registrará adecuaciones en función de los precios de los energéticos en el mediano y largo plazo. Las personas y las empresas modificarán sus hábitos de consumo de energía, buscando técnicas y productos ahorradores de la misma. Esto, por tanto, tenderá a moderar el incremento de la demanda, lo que ya sucedió ante el choque petrolero de los años 70 y 80 del siglo pasado.

En ese contexto, las fuerzas de la oferta y la demanda dentro del mismo mercado petrolero se conjugarán para que, en ausencia de eventos geopolíticos extraordinarios, el precio del petróleo no siga incrementándose de manera irrestricta en los próximos años.

Pero esa conclusión no depende solamente de lo que sucede en el mercado petrolero, ya que los mayores precios de los hidrocarburos tienen repercusiones sobre lo que ocurre en otros mercados. Los precios altos del crudo propician, de nuevo en el mediano y largo plazo, la aparición y proliferación de energéticos sustitutos, como la energía eólica y la energía solar, así como la producción de etanol, producto que complementa y puede llegar hasta sustituir a la gasolina como combustible para los vehículos automotores.

Esas energías alternas no tienen un papel relevante a nivel mundial y se usan relativamente poco porque no habían sido rentables a los precios tradicionales del crudo, pero los precios actuales y la perspectiva de precios altos y hasta mayores hacen nuevamente atractiva la inversión en esas alternativas energéticas. El tiempo y la evolución del precio del crudo dirá si serán exitosas dichas inversiones, pero por ahora todo indica que nos encontramos ante un esfuerzo serio por diversificar las fuentes de energía. En este momento lo que más ha atraído la atención es, sin duda, la producción de etanol derivado de la caña de azúcar, el maíz y el trigo.

Los dos países que más producen etanol son Estados Unidos y Brasil. Este utiliza esencialmente la caña de azúcar, mientras que Estados Unidos y Europa se inclinan por el maíz y el trigo. Hay, sin embargo, diferencias importantes de costo, ya que la producción de etanol con base en la caña cuesta 22 centavos de dólar por litro, mientras que con el maíz se eleva a 30 centavos, pero aún así es rentable mientras el precio del petróleo se mantenga en los niveles actuales.

Brasil promete crecer considerablemente en esta industria, con inversiones de 12 mil millones de dólares en 77 plantas de etanol en los próximos 5 años, y otros dos mil millones en la expansión de las instalaciones existentes. Las proyecciones del gobierno brasileño, probablemente optimistas, es que pudieran reemplazar el diez por ciento del consumo mundial de gasolina para el 2025.

Pero Brasil no es el único interesado en el etanol. Otras naciones latinoamericanas productoras de caña de azúcar planean inversiones importantes para producirlo. Lo mismo sucede con Estados Unidos, cuyo Gobierno ha establecido como meta una reducción del 20 por ciento en el consumo proyectado de petróleo en la próxima década, en gran parte mediante un uso más intensivo del etanol, lo que para ellos implica utilizar de manera más intensiva el maíz para reducir su vulnerabilidad geopolítica del petróleo.

El tiempo dirá si estos y otros planes como el etanol celulósico (hecho de pasto, madera, desperdicio animal y otros materiales), serán una realidad o se quedarán en el tintero. Como señalé antes, mucho dependerá de la evolución del precio del crudo, pero lo que no debe subestimarse es que los mercados están interrelacionados y hay muchos factores que entran en juego para evitar que en el mediano y largo plazo el precio de un producto se sostenga indefinidamente al alza.

Pudimos apreciar, además, que las repercusiones de precios altos del petróleo van más allá del mercado energético, con los efectos subsecuentes sobre otros mercados, como los de azúcar y maíz, donde el incremento reciente de su demanda puede presagiar un futuro distinto para los productores de esos bienes agrícolas.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 219 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT