Salud martes 27 de feb 2007, 11:22am - nota 1 de 1

"¿Tiene hundida la mollera?"

Por: Silvia Ojanguren


Lo normal es que las uniones de los huesos del cráneo de un bebé se cierren después del año y medio.

El cráneo queda totalmente formado a los quince años.

EL UNIVERSAL

Es posible que tenga en la memoria frases como "se le puede caer la mollera" o "tiene hundida la mollera", comunes entre las madres y abuelas y que de alguna forma mantenían una mayor atención a un asunto de salud delicado, como afirman hoy los médicos especialistas.

Los males temidos son conocidos ahora como craneosinostosis, un problema que estalla por la ausencia del punto blando de la fontanela o mollera al nacer o su desaparición durante el primer año de vida. Esta afección igualmente puede ser causada por una deformidad en la cabeza o la presencia de un surco sobresaliente, posiblemente una malformación congénita que debe ser atendida para evitar que la víctima sufra convulsiones, presión intracraneal y retraso psicomotor.

Darío Rayo Mares, pediatra del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), comenta que es frecuente que el problema pase inadvertido en los primeros días de vida de un niño.

Pero hay que estar pendientes, cuando caracteriza por el cierre prematuro y anormal de una o varias de las suturas del cráneo del recién nacido, lo que impide un crecimiento adecuado de las estructuras del cerebro y condiciona las complicaciones antes mencionadas, advierte.

Lo normal es que las suturas o uniones de los huesos del cráneo se cierren después del año y medio. Los padres de familia deben vigilar el crecimiento de su hijo y si detectan alguna deformación en su cabeza o no palpan la mollera, deben acudir de inmediato al médico.

Trabajo especializado

El tratamiento es obligadamente quirúrgico y los resultados serán mejores entre más pequeño sea el paciente. El doctor Rayo Mares dice que el cirujano separa los huesos del cráneo, corta los bordes fusionados y separa las láminas óseas, con lo cual asegura que haya espacio suficiente para el crecimiento apropiado del cerebro y, de paso, mejorara la apariencia de la cabeza del niño.

Comenta que el origen de la craneosintosis es un misterio en el 90 por ciento de los casos, por lo que no se puede prevenir. En resto se le asocia con diversos tipos de síndromes cromosómicos, como el de Crouzon, Apert, Carpenter, Chotzen y Pfeiffer. Si hay antecedentes familiares se sufre un 50% de posibilidades de padecerla.

El experto del IMSS comenta que se estima que la malformación congénita se registra en uno de cada dos mil nacidos vivos y de acuerdo con la sutura afectada es el tipo de craneosinostosis a la más frecuente se denomina escafocefalia, muy notoria, producto de una sutura sagital, que va de la frente hacia atrás de la nuca.

Indica que otra es la plagiocefalia frontal, se encuentra en la parte superior de la cabeza y cruza de un oído al otro y la tercera, muy rara, es la sinostosis metópica, que ubica una sutura cercana a la frente y provoca la deformidad de la cabeza en forma triangular. El especialista en neurología pediátrica agrega que aunque estas suturas normalmente deben cerrarse a más tardar al año y medio de edad, existen cartílagos que permiten que la cabeza siga creciendo hasta los 13 a 14 años de edad. El cráneo queda totalmente formado a los quince años.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 391 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT