pub
Torreón lunes 21 de ago 2006, 11:22am - nota 1 de 12

Las pilas contaminan el medio ambiente

Por: CRISTAL BARRIENTOS


CONSUMO INTELIGENTE

DAÑINAS | LOS COMPONENTES SON TÓXICOS PARA EL SER HUMANO.

EL SIGLO DE TORREÓN

En México, una persona utiliza un promedio de seis pilas al año

TORREÓN, COAH.- El aumento en la tecnología portátil es sin duda el factor detonante en la demanda y, por ende, el desecho de pilas y baterías en el mundo. En México, se estima que el consumo de pilas y baterías primarias o desechables (aquéllas que se utilizan, por ejemplo, en aparatos portátiles, radios, relojes, juguetes y en el control remoto de los aparatos) es de 600 millones al año, esto es, un promedio de seis pilas por habitante.

En la Revista del Consumidor de la Profeco, se da a conocer un estudio que comprueba que las pilas, al ser desechadas en la basura o en cualquier otro sitio se oxidan, lo que provoca daños a su envoltura, de este modo los componentes tóxicos quedan expuestos y contaminan los suelos cercanos, así como los cuerpos de agua superficiales o subterráneos.

En 2004, de acuerdo con el estudio Contaminación por pilas y baterías en México, del Instituto Nacional de Ecología, se calculaba que siete años atrás se había generado en nuestro país un promedio de 35 mil 500 toneladas de pilas y baterías al año. Y los números iban más lejos, ya que en dicho trabajo se calculó que: ?en los últimos 43 años, en el territorio nacional se han liberado al ambiente aproximadamen-te 635 mil toneladas de pilas, cuyos contenidos incluyen elementos inocuos al ambiente y a la salud, pero también otros que sí pueden representar un riesgo?.

En los últimos 20 años el consumo de pilas en México se triplicó. Como consecuencia, cada año miles de toneladas de estos ?pequeños motores? de la vida moderna llegan a tiraderos (en el mejor de los casos) o a ecosistemas frágiles como los cuerpos de agua. ¿Qué tanto afectan estos desechos al medio ambiente? ¿Representan una amenaza para nuestra salud?

Aquí, la Profeco lanza la pregunta clave: ¿Las pilas que de vez en cuando tiramos al bote de basura son un riesgo para el medio ambiente y para nosotros mismos? Hay quienes afirman, contundentes, que sí, como los integrantes de la organización Greenpeace, quienes aseguran que una pila de mercurio puede contaminar 600 mil litros de agua; una alcalina, 167 mil litros, y una de carbón-zinc tres mil litros. ¿Es cierto lo anterior? De los posibles riesgos, en teoría, el problema se presenta de la siguiente manera: las pilas, al ser desechadas en la basura, o en cualquier sitio, se oxidan, lo que provoca daños a su envoltura; de este modo, los componentes tóxicos quedan expuestos y contaminan los suelos cercanos, así como los cuerpos de agua superficiales o subterráneos: así es como pueden llegar a nuestro organismo.

¿Qué provocarían en el ser humano esos componentes tóxicos? De acuerdo con el mencionado estudio del INE, en el supuesto de que una persona estuviera en constante exposición a estos elementos a través de la vía oral (consumir alimentos y agua contaminada) respiratoria o dérmica, podría experimentar trastornos en su salud.

Éstas serían las consecuencias: Mercurio. Disminución de la inteligencia, retraso al caminar o hablar (al ser consumido a través de la leche materna), vómito, diarrea, aumento de la presión sanguínea, falta de coordinación, ceguera, convulsiones y pérdida de la memoria.

Cadmio: Irritación en el estómago, vómito y diarrea, aumento en la presión sanguínea y déficit de hierro en la sangre. Es considerado un elemento detonante de cáncer. Níquel: Ataques de asma, bronquitis crónica y salpullidos. Está comprobado que la inhalación de este metal puede ser causa de cáncer en los pulmones.

Dióxido de manganeso: Perturbaciones mentales y emocionales, movimientos lentos y falta de coordinación. Al ser inhalado produce problemas respiratorios. Es el mayor contaminante desechado en el país. Litio: Fallas respiratorias, depresión al miocardio, edema pulmonar y alteraciones renales.

Perjuicios

Los componentes de las pilas o baterías son tóxicos. La exposición constante a dichos elementos trae consecuencias graves para la salud de las personas.

Mercurio: Retraso, disminución de la inteligencia y pérdida de la memoria. Vómito, diarrea, aumento de la presión, ceguera y hasta convulsiones.

Cadmio: Irritación estomacal, vómito, diarrea y aumento de la presión. Puede causar cáncer.

Níquel: Asma, bronquitis crónica y salpullido. Inhalarlo puede provocar cáncer pulmonar.

Dióxido de manganeso: Perturbaciones mentales y emocionales, movimientos lentos y falta de coordinación. Al ser inhalado produce problemas respiratorios.

Litio: Fallas respiratorias, depresión al miocardio, edema pulmonar y alteraciones renales.

FUENTE: Procuraduría Federal del Consumidor

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 352 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT