Salud jueves 3 de ago 2006, 11:22am - nota 1 de 1

Pacientes en fase terminal y su verdad

Por: SILVIA OJANGUREN- EL UNIVERSAL-AEE


UNA PALABRA DICHA A UN PACIENTE EN FASE TERMINAL PUEDE DAR VIDA O DAR MUERTE.

Un paciente en fase terminal debe saber la verdad sobre su estado de salud y del tiempo que le queda de vida, pues es un derecho humano. Recomiendan que sea el especialista quien determine el momento y la mejor forma de explicarle al enfermo todo lo que le sucede.

Una persona que enfrenta el riesgo de muerte inminente por causa de una enfermedad tiene derecho a saber la verdad, pero en ocasiones los familiares no quieren informarle, porque piensan que se va a deteriorar más su salud, indica el doctor Miguel Octavio Silva Bermúdez. La gente teme que un enfermo terminal, al enterarse de su realidad sufra depresión o angustia.

Pero, hay que tener cuidado y no cualquiera puede dar estas noticias. Afirma que es el médico de cabecera el indicado para transmitir el pronóstico de salud, ya que dependiendo de la personalidad del enfermo y de sus condiciones generales, el especialista podrá determinar el momento y la mejor forma de explicarle todo lo que le sucede.

Silva Bermúdez, jefe de Medicina Interna del Hospital General de Zona 32 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sostiene que al paciente bajo amenaza mortal, cualquiera que sea su edad, necesita saber la verdad y que no se oculte nada, incluso cuánto se estima le queda de vida.

"Lo importante es que el médico es quien debe decírselo, con base en su experiencia y conocimiento, ya que de no manejar esta información adecuadamente puede causar mucho dolor. "Una palabra puede dar vida o dar muerte", subraya.

En este escenario trágico es de suma importancia, que el personal de salud cuente con conocimientos en tanatología, que tiene que ver con todo el proceso de cómo enfrentar la muerte y sobre la mejor manera de abordar el tema ante el paciente y sus familiares.

Naturalmente

El experto del IMSS insiste en que es necesario que la información se brinde al paciente en forma concreta, clara, sencilla y respetuosa, no exhaustiva, pero sí completa, pues esto le permitirá vivir el proceso sin miedos. "Siempre es preferible hablar con honestidad lo más pronto posible y no esperar días o semanas para comunicárselo, ya que puede dar paso al desarrollo de temores y sentimientos de culpabilidad", deja en claro.

Silva Bermúdez llama la atención sobre lo importante que es respetar la autonomía de la persona, en este caso del paciente, pues "cada uno es dueño de su vida". Por ello, y por ética y respeto un enfermo debe saber todo respecto a su estado de salud y, en caso de ser un adolescente, joven o adulto, sea quien determine cómo actuar ante esta noticia.

En su experiencia ha aprendido que la mayoría de los pacientes en fase terminal desean saber la verdad sobre su enfermedad y el pronóstico de la misma a pesar del dolor y el sufrimiento que les causa, pues así podrán tomar decisiones para cerrar "círculos de su vida", como arreglar su testamento, pedir perdón a ciertas personas o ver a otras.

Estas personas desean ordenar una "serie de cuestiones, que tienen derecho a realizar en sus últimos días, meses o años de vida que le quedan".

En todo caso, destaca: "Es necesario que aprendamos a ver a la muerte como un proceso natural y hablar con nuestros hijos sobre el tema, hay que decirles la verdad cuando su papá, mamá o un ser querido fallece sin crearle situaciones fantasiosas, sobre todo en los niños y adolescentes, obviamente de acuerdo a su lenguaje y a su edad".

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000mundo asombroso
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 218 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT