Salud lunes 17 de jul 2006, 11:22am - nota 1 de 1

Cuidado con la anemia

Por: SILVIA OJANGUREN


Cuando una persona está anémica, en realidad sufre una deficiencia de hierro; entre los síntomas está una evidente palidez, deshidratación de la piel y comisuras en los labios.

EL UNIVERSAL-AEE

Son muchas las personas que padecen debilidad extrema, cansancio crónico y ciertos problemas mentales que les resultan inexplicables, y que tienen su origen en la anemia, una condición que causa estragos en la vida de quien la padece. Una buena alimentación es la mejor arma de prevención.

Cuando una persona está anémica, en realidad sufre una deficiencia de hierro, explica la nutrióloga Alejandra López.

Científicamente se trata de una baja en el nivel de hemoglobina, el elemento de la sangre que transporta el oxígeno a los tejidos.

La especialista señala que entre los síntomas está una evidente palidez del rostro, palmas de las manos y uñas, e incluso se delata por el tono blancuzco-amarillento en la parte interna del párpado inferior de sus víctimas, que también sufren deshidratación de la piel. Otra característica es que se abren las comisuras de los labios.

La nutrióloga, especialista del IMSS, señala que este tipo de anemia, llamada ferropénica, puede prevenirse con una alimentación balanceada que incluya los cinco grupos de nutrientes: frutas, verduras, leguminosas, cereales y carnes, en

proporciones según la edad, género, talla, estado de salud y actividad de cada persona.

Una comida completa debe incluir proteínas, lípidos (grasas), carbohidratos, vitaminas, minerales, fibra y agua. López pone como ejemplo que los principales alimentos que aportan hierro son los vegetales de hojas verdes, como espinacas

o acelgas, el hígado de res, las carnes rojas (en cantidades moderadas, 30 gramos ya preparada), los cereales, la yema de huevo y las leguminosas:

lentejas, habas, frijoles, garbanzos.

La nutrióloga dice que otra causa de esta anemia tiene que ver con la inadecuada absorción de hierro, lo cual ocurre porque el consumo de este mineral no se complementa con el de la vitamina C, importante para su asimilación, que contienen cítricos como limón, naranja, toronja y mandarina.

En todo caso, advierte, la deficiencia de hierro ocasiona que se reduzca la capacidad de las defensas del organismo contra infecciones, aletargamiento y mareos. En los niños, sobre todo menores de dos años, provoca, además, atraso en el crecimiento a nivel neurológico y sicomotor.

López comenta que lo mejor es una dieta natural para mantener a raya la anemia, pues los suplementos o complementos alimenticios son caros y no sustituyen los beneficios de una alimentación balanceada. En caso de padecer anemia, lo principal es modificar los hábitos alimenticios, y si el problema es muy severo, se prescriben pastillas específicas de hierro o hasta transfusiones, señala.

"Hay productos que contienen elevado hierro y si el organismo no requiere un aporte adicional, entonces se da una sobredosis que no se desecha a través de la orina, sino se queda en el cuerpo, lo cual puede dañar al hígado, páncreas y corazón, así como articulaciones y glándulas endocrinas, e incluso puede provocar reacciones alérgicas, visión borrosa, diarrea y taquicardia".

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 38 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT