Sucesos domingo 18 de jun 2006, 11:22am - nota 1 de 4

Museo de Ripley, ­'aunque usted... no lo crea'

Por:


México, (Notimex).- Unico en su tipo en América Latina, el Museo de Ripley de la Ciudad de México se ha convertido a sí mismo en una de esas rarezas que exhibe, al ser tomado, por ejemplo, como un recurso desesperado de parejas que no han podido concebir hijos de manera natural, "­Aunque usted... no lo crea!".

Inaugurada en México en diciembre de 1992, la franquicia traída por la empresa Museo de Cera de la Ciudad de México, S.A. ha sido desde hace 14 años centro de las miradas curiosas, morbosas e incrédulas de quienes se han maravillado con su acervo, integrado por más de 200 piezas, entre reproducciones, fotografías y videos.

Sin embargo, fue hace unos seis o siete años cuando el recinto, ubicado en una construcción de tipo medieval de la calle de Londres, en la colonia Juárez de esta ciudad, que el Museo cobró un nuevo interés, luego de exhibir una diosa africana de la fertilidad, que hizo circular la historia de que si una pareja frotaba su vientre la mujer quedaba embarazada.

De acuerdo con María Emma Pernas, gerente general del Museo, la historia se ha mantenido como un mito popular y tiene que ver con un fenómeno muy común en el país, que es el de la fe.

No obstante, acotó, como decía Robert L. Ripley, "Believe it...

or not!", al Museo han llegado testimonios de parejas que aseguran que no podían concebir y tras la visita al recinto y de pedir con fervor a la mencionada escultura, han logrado iniciar una familia.

Recordó que fue hace unos años cuando unas estatuas africanas de la fertilidad hacían una gira por varios de los Museos Ripley que hay en el mundo, cuando empezó a divulgarse que tenían algún poder para favorecer la fertilidad.

"Lo que puedo decir -expuso- es que una amiga de una amiga mía, que me consta que no podía tener bebés y estaba en tratamientos que a la fecha no le habían dado resultado, frotó el vientre, incluso el marido estaba fuera de la ciudad, la chica frotó un pañuelo en la estatua y se lo envió, y con tremenda fe logró embarazarse".

Como éste, dijo, han llegado muchísimos testimonios de mujeres que estaban seguras de que no podían concebir y que vinieron y tocaron la estatua y luego lograron hacerlo.

Las estatuas originales ni siquiera permanecen en México, al menos las que vinieron en esa gira, no obstante, una de ese tipo continúa en la entrada principal del Museo, donde es vista con fervor por unos, con respeto y hasta con precaución por otros.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 57 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT