Espectáculos sábado 8 de abr 2006, 11:22am - nota 13 de 17

María Félix es un mito del cine mexicano

Por:


Notimex

MÉXICO, DF.- La actriz María Félix, quien destacó por su belleza, talento y magnética personalidad, así como por su carácter decidido, temperamento arrollador y su inteligencia singular, murió el ocho de abril de 2002, justo cuando cumplió 88 años.

La artista considerada uno de los mitos del cine mexicano y reconocida como ?La Doña?, ?María Bonita? y ?María de México?, nació el ocho de abril de 1914, en Álamos, Sonora, y falleció en su residencia de la capital mexicana hace cuatro años, mientras dormía.

Al día siguiente, luego de que miles de personas, le rindieron homenaje en el Palacio de Bellas Artes, sus restos fueron inhumados en el panteón Francés.

Sin embargo, meses después, a petición de uno de sus hermanos, fue exhumada, porque él afirmaba que ?La Doña? había muerto en circunstancias poco claras. Empero, tras los exámenes pertinentes, se reiteró que murió de un paro cardiaco.

La diva del cine mexicano, quien debutó en el cine en 1942, con El Peñón de las Ánimas, ganó el Ariel y participó en 48 películas, se casó en varias ocasiones. Su primer esposo fue Enrique Álvarez, con quien procreó su único hijo, del mismo nombre, que también se dedicó a la actuación y falleció en mayo de 1996.

Después le siguieron el cantautor Agustín Lara, quien le compuso la canción María Bonita, que le ha dado la vuelta al mundo; así como el cantante y actor Jorge Negrete, y el industrial francés Alex Berger, con quien vivió 18 años en París, Francia, hasta su muerte el 31 de diciembre de 1974.

Posteriormente, sostuvo una relación con el pintor ruso-francés Antoine Tzapoff, quien fue su último compañero sentimental, el cual cuando ella dejó de existir, el 8 de abril de 2002 en la Ciudad de México, se encontraba en la capital francesa.

De ?La Doña?, el poeta y escritor Octavio Paz dijo en una ocasión: ?María Félix nació dos veces; sus padres la engendraron y después ella se inventó a sí misma; nació como un relámpago que desgarra las sombras?.

Aunque fue dirigida por grandes cineastas, como el español Luis Buñuel y fue muy amiga del productor estadounidense Cecil B. de Mille, nunca aceptó filmar en Holywood, porque según ella siempre le ofrecieron papeles de cheyena (india).

Después de su actuación estelar en su tercera película Doña Bárbara (1943), basada en la novela del mismo nombre del escritor y ex presidente venezolano Rómulo Gallegos, María Félix comenzó a adquirir una fama mayor.

Una de las cintas de las que María dijo sentirse más orgullosa fue French Can Can (1954), dirigida por Jean Renoir y filmada en Francia, porque se dio a conocer más ampliamente en los países europeos, donde fue conocida como La Mexicana.

Su última película fue La Generala (1970) y luego se retiró de la pantalla, aunque se mantuvo como una figura pública. En ese mismo año participó en la telenovela La Constitución.

María Félix siempre sintió pasión por las joyas, como el collar de rubíes que le dio Agustín Lara, o el de esmeraldas que le regaló Jorge Negrete y que no pudo pagar a causa de su muerte, así como su colección enorme de serpientes victorianas incrustadas de turquesas y de diamantes. Luego que su único hijo -Enrique Álvarez Félix- murió, María publicó en su honor el libro Una Raya en el Agua, que incluyó una colección de fotografías que Quique, como le llamaba cariñosamente, tenía de ella.

En el volumen también se dio espacio a una emotiva carta que ?La Doña? había preparado para dejar a su hijo cuando ella muriera. Irónicamente, él nunca llegó a leerla.

Una Raya en el Agua contiene fotografías que van desde el inicio de la carrera de María, cuadros pintados por Diego Rivera y Leonora Carrington, hasta llegar a sus famosas pinturas elaboradas por Tzapoff.

El prólogo fue escrito por Octavio Paz e incluye un discurso de Bruno Delaye, quien era embajador de Francia en México, cuando le otorgó la Condecoración de la Orden de las Artes y las Letras.

Asimismo, no sólo Lara le compuso María Bonita, sino también José Alfredo Jiménez, quien le dedicó Ella; Cuco Sánchez, Oiga Doña. Además de que en Francia, un joven de 20 años le escribió la letra de Je laime a Mourir.

Juan Gabriel, quien admiró su belleza, también le dedicó una canción. Los temas en su honor han sido cantados por intérpretes de varias generaciones, incluyendo a ella misma.

María grabó un disco con canciones de Lara y otro titulado Enamorada, en el cual canta en español e incluye tres canciones en francés.

?La Doña? fue muy amante de las corridas de toros y cuando vivió al lado de Lara siempre asistió a la Plaza de Toros México, de la capital mexicana, para presenciar ese espectáculo en su barrera de sombra.

Pintores universales como Diego Rivera, José Clemente Orozco, Leonora Carrington, Tzapoff, Silvia Pardo y Leonor Fin, entre otros, la inmortalizaron en sus lienzos.

Ha sido fuente de inspiración de escritores como Octavio Paz, Carlos Fuentes, Luis Spota, Carlos Monsiváis, Salvador Novo y Elena Poniatowska. En Francia, Henry Burdin escribió en 1982 el libro La Mexicaine; y en España, Luis Gasca (1994) le dedicó varias páginas en su volumen Chicas Malas Mujeres Perversas.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 43 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT