Finanzas martes 21 de mar 2006, 11:22am - nota 3 de 7

REPORTAJE | Diseñan invernaderos para el sector social

Por: Virginia Hernández


FRUTOS |FAVORABLES RESULTADOS DEL PROYECTO CONJUNTO ENTRE UAAAN E INIFAP.

El Siglo de Torreón

Buscan abaratar hasta 100 por ciento los costos de operación.

TORREÓN, COAH.- Diseñan tecnología de punta propia y aplican insumos regionales para abaratar hasta 100 por ciento los costos de operación de los invernaderos y aumentar en 900 por ciento la productividad de las cosechas.

El trabajo de investigación realizado desde 1999 a la fecha ha rendido frutos para el grupo de investigadores y alumnos de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN), así como del Instituto Nacional de Investigación Forestal, Agrícola y Pecuaria (INIFAP), dado que lograron diseñar en conjunto un sistema de producción intensivo (invernadero), a bajo costo, ideal para los productores sociales de la Comarca Lagunera.

Contando con tres invernaderos experimentales, cuya superficie de terreno es de 240 metros cuadrados, cada uno, Pedro Cano Ríos, investigador del INIFAP y de la UAAAN comenta junto a Víctor Martínez Cueto, profesor investigador y Norma Rodríguez Dimas, responsable de proyecto de invernaderos de esta universidad, que los trabajos realizados han permitido aplicar insumos propios de la región, como la utilización de arena y estiércol para implementar un sistema de riego semihidropónico.

Aplicando un té de composta, elaborado a base de estiércol y agua, así como nitrógeno orgánico, los investigadores han logrado lo que pareciera imposible: un crecimiento acelerado de la hortaliza a un bajo precio y con una alta productividad.

Explica que los costos de producir tomate bola en un metro cuadrado de terreno se han reducido de nueve a 4.5 dólares, aplicando para ello tecnología propia, afirma Pedro Cano. Declara que es algo real el poder cultivar 250 toneladas de tomate por hectárea de invernadero, en tanto a cielo abierto el volumen es reducido tan sólo 24 toneladas.

Las investigaciones realizadas durante estos seis años, cita Pedro Cano, permiten plantear a los productores del sector social la posibilidad de impulsar las actividades agrícolas, vía el sistema intensivo de producción.

Refiere que los invernaderos con alta tecnología y que son importados requieren una inversión de un millón de dólares por hectárea. Sin embargo, propone impulsar este esquema de producción a un bajo costo, del orden de los dos a los tres millones de pesos, garantizando con ello una alta productividad del cultivo.

Por tal motivo, el entrevistado informa que se han dado acercamientos con los productores sociales del Cañón de Jimulco, buscando implementar el sistema intensivo y lograr cosechar mayores volúmenes de hortalizas, en condiciones controladas y con un mercado de exportación asegurado. De igual modo, el proyecto podría aplicarse en Viesca y Matamoros, así como en Durango.

Por su parte, Pedro Cano indica que se han realizado investigaciones con melón, pepino, logrando un rendimiento de 70 toneladas en invernadero contra 25 toneladas si se cultiva en cielo abierto.

Cita que actualmente se promueven los invernaderos de mediana y baja tecnología para el sector social, a través del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, los cuales es viable su instalación en traspatio.

Antecedentes

Pedro Cano relata que el interés por desarrollar cultivos protegidos nace gracias a una visita realizada a Israel en 1997. Indica que en aquellos tiempos no había invernaderos instalados en La laguna, ya que el grupo González Reyes realizó las primeras construcciones en 1998, aplicando para ello tecnología israelita.

Junto a Norma Rodríguez Dimas, responsable del proyecto de invernaderos en la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, el especialista muestra las investigaciones realizadas en tres invernaderos experimentales, cuya superficie es de 240 metros cuadrados cada uno. Explica que la producción de tomate es semihidropónico, y su desarrollo se dio aplicando únicamente insumos de La Laguna, no de importación, buscando con ello abaratar los costos de operación y hacer una sustitución de materias primas en un mediano plazo.

Comenta el investigador que la hortaliza crece en condiciones controladas, utilizando arena en lugar de tierra, composta y nutrientes para lograr un crecimiento adecuado de la planta.

Utilizando pequeñas bolsas de plástico de color negro, se observan varias hileras de hortalizas que se han desarrollado a una gran altura al interior del invernadero. El personal encargado aplica un riego manual y algunos pequeños equipos de aire para mantener una temperatura húmeda.

Apunta Pedro Cano que las investigaciones comenzaron en 1999, periodo en el cual se analizaron cuáles híbridos eran los más adecuados para trabajar, iniciando con ello el transplante de plantas.

Cita que en 2001, el equipo e investigadores lograron diseñar un paquete tecnológico sobre la hortaliza que se adecuaba a las condiciones de la Comarca Lagunera. Comenta que los productos orgánicos fueron elaborados a base de estiércol y otros químicos. Destaca que a diferencia de otros invernaderos de la región, la cosecha obtenida es orgánica, libre de químicos y potencialmente exportable al mercado de Europa y de la Unión Americana.

Norma Rodríguez actualmente realiza su doctorado sobre el sistema de producción de invernaderos en la universidad, por lo que relata que analizó el estiércol para convertirlo en un insumo orgánico, mismo que hoy en día se convierte en composta durante un periodo de tres meses, utilizando para ello vegetales para la eliminación de las bacterias.

Indica que en algunas líneas de producción se aplica el té de composta, el cual ha logrado acelerar el crecimiento del cultivo, por lo que se han aplicado distintas dosis para lograr desacelerar su rápido crecimiento a un nivel óptimo.

Cita que las pruebas hechas para crear insumos locales se realizan en base a informes de la Unión Americana, lo cual permite garantizar una menor contaminación del medio ambiente. Apunta que los resultados han sido positivos al lograr cultivar productos orgánicos con materiales no tan caros.

Pedro Cano señala que en la Comarca Lagunera se generan al año 49 mil toneladas de estiércol, los cuales son contaminantes para el medio ambiente, pero que puede transformarse en composta y aplicarlo dentro de la agricultura y la ganadería.

Infraestructura experimental

Actualmente, la UAAAN cuenta con tres invernaderos, cuya superficie es de 240 metros cuadrados, cada uno. Dos de ellos son de hortalizas y el tercero es un departamento de fitomejoramiento.

Con actividades de investigación en la universidad y en el INIFAP, Pedro Cano trabaja actualmente con diez tesistas, quienes cursan una maestría o doctorado en esta especialidad. Los estudios son soportados bajo la dirección de cinco investigadores.

Indica que de manera conjunta trabajan en los invernaderos para desarrollar nuevos productos y sistemas de producción, los cuales generen un beneficio a la agricultura regional.

Cita que la aplicación de fertilizante orgánico ha arrojado resultados positivos en la producción, ya que los costos de operación se han reducido entre 40 hasta 50 por ciento, abaratando el uso de invernaderos. Aunado a lo anterior, el entrevistado sostiene que los trabajados de investigación han permitido disminuir los costos de producción de nueve a 4.5 dólares el metro cuadrado.

Haciendo mención que el secretario de Agricultura de Durango, José de Jesús Muñoz, había visito el sistema de producción intensivo y había reconocido la viabilidad de ser aplicados en el campo duranguense, Pedro Cano señala que los invernaderos semihidropónicos arrojaron una producción entre 200 a 250 toneladas por hectárea.

Estrecha vinculación

Víctor Martínez Cueto, profesor investigador de la UAAAN, comenta que la universidad tiene la obligación de tener una vinculación estrecha con el INIFAP y Fundación Produce. Explica que dicha fundación inicialmente fue diseñada para los productores, sin embargo, para impedir su cancelación se planteó posteriormente el realizar aportaciones tripartitas por parte del Gobierno Federal, Estado y los productores, recursos que serían destinados a la investigación.

Sin embargo, indica que ahora se ha abierto dicha asociación a todas las universidades que deseen incidir de manera positiva dentro de la investigación del sector agrícolañ. Actualmente, participan activamente la UAAN, el ITA diez, Facultad de Agronomía y Zootecnia de Chapingo y la Cámara Agrícola y Ganadera de Torreón.

Reconoce que es necesario que la universidad esté integrada al sistema productivo del algodón, vid, nogal o leche. Afirma que con el nuevo plan de estudios los estudiantes que cursan el sexto y octavo semestre realizan sus prácticas en campo durante el verano, aplicando sus conocimientos técnicos en empresas nacionales e internacionales. Cita que alumnos reciben una ayuda económica para su traslado y la alimentación.

El investigador sostiene que la vinculación que existe con el aparato productivo agropecuario de la Comarca Lagunera no es algo nuevo, sino que es un esquema que opera de tiempo atrás y que impulsa a los universitarios a realizar cuatro semanas de prácticas.

Indica que la empresa Misterc, instalada en Puebla, solicitó tres investigadores agrónomos, dado que realizarán inversiones en la instalación de invernaderos de tomate.

Cita que en diciembre de 2005, la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro recibió el reconocimiento como institución educativa nacional, garantizando con ello una partida de recursos anualmente.

Asegura que en los invernaderos que operan en La Laguna laboran egresados de esta universidad, así como en empresas comerciales relacionados con agroquímicos. Por ello, afirma que existe una real vinculación con el sector productivo.

Condiciones favorables

José Luis Nava Rodríguez, subdelegado agropecuario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), delegación en la Región Lagunera Durango-Coahuila, asegura que el suelo de la Comarca Lagunera es excepcional, dado que cuenta con condiciones propias del meridiano.

Adicionalmente, señala que gracias a La Laguna de Mayrán el suelo cuenta con un acervo amplio de minerales y materiales acumulados por muchos años, lo cual le permite tener un horizonte de tierra de tres a cuatro metros de profundidad.

Opina el especialista que las condiciones del terreno son favorables para sembrar, sin contar que debido a las características propias del semidesierto, en la zona no llueve en forma permanente. Indica que lo anterior hace que La Laguna sea una zona ideal para el cultivo del melón, favoreciendo la producción con un producto de calidad.

El subdelegado agropecuario de Sagarpa declara que las condiciones están dadas para la siembra de hortalizas y producción de algodón, ya que se ha señalado que se produce una buena fibra, muy diferentes a la cultivada a nivel nacional gracias a las condiciones climáticas y del tipo de suelo.

Sin embargo, reconoce que es necesario que el productor conozca el mercado y realice inversiones en tecnología de punta.

Reconoce el entrevistado que el agua es un factor limitante para el sector agrícola de la Comarca Lagunera, por lo que considera que la instalación de invernaderos en la zona es el sistema apropiado para producir hortalizas, flores o forraje. Señala que el uso de agua se reduce ante el incremento sustancial de la producción, por lo que afirma que es la alternativa para la siembra de cultivos en la región.

Comenta que la implementación de invernaderos dentro del sector social requiere un elemento vital: un cambio de cultura. Opina que es necesario que los productores sociales tengan confianza en el sistema de producción intensivo, tanto para cultivar melón, pimientos, chile chilaca o tomate.

Declara que el sector ejidal requiere apoyos y tecnología de punta para implementar este nuevo sistema, ya que garantiza un menor volumen de agua y un mayor rendimiento en la producción.

Por ello, cita que durante los dos últimos años La Laguna se ha beneficiado con mayores lluvias, situación que le ha permitido aumentar el nivel de captación de agua en la presa, por lo que para el ciclo agrícola primavera-verano 2006 se sembrarán 50 mil hectáreas.

Aunque reconoce que cerca de 70 mil hectáreas demandarán la extracción del agua del subsuelo para la producción de forrajes, opina que hoy en día se le da un uso apropiado al vital líquido mediante los sistemas de riego.

Desarrollo en México

A continuación se presenta información sobre los principales polos de desarrollo de la horticultura protegida en México:

*En Sinaloa, en las inmediaciones de Culiacán y los Mochis.

*En el sur de Sonora, hacia el Valle del Yaqui y en Baja California Sura, hacia la zona de Melitón Albañez y todos los Santos.

*En dichas entidades se están instalando casas sombras principalmente.

*Las instalaciones formales se están realizando en Baja California, hacia Ensenada y el Valle de San Quintín, en el norte de Sonora, en Puebla en la zona de Atlixco.

*De igual modo, se han construido invernaderos en Jalisco, en la zona de Tuscacuezco y hacia atrás del Nevado de Colima.

*En Guanajuato, en los municipios de Celaya, Irapuato y San Miguel de Allende. En Zacatecas, hacia la zona de Jerez, Ojo Caliente y Arcinas, en Chihuahua, en los municipios de Delicias y Cuauhtémoc, además en el Estado de México.

FUENTE: FIRA

Y en La Laguna....

Enseguida se presentan algunos antecedentes del desarrollo de invernaderos en la Comarca Lagunera:

*Hace siete años inicio el primer proyecto de invernaderos en La Laguna, con cinco hectáreas.

*Posteriormente, en 2002 se instalaron 29 hectáreas de invernadero.

*En 2004, se ha reiniciado un crecimiento acelerado en esta actividad incorporándose otras empresas de esta actividad.

*Los registros señalan que son cinco las empresas con producción en invernadero, con un total de 141 hectáreas y otras más en proceso de construcción en 2006.

*Todas estas empresas están certificadas por compañías internacionales en Buenas Prácticas Agrícolas y de Manejo, así mismo gran parte de esta producción esta dirigida al mercado de exportación de Estados Unidos.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 506 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT