Espectáculos domingo 2 de oct 2005, 11:22am - nota 5 de 18

Recuerdan a James Dean

Por:


SUN-AEE

MÉXICO, DF.- Miles de personas conmemoraron el 50 aniversario luctoso del actor estadounidense James Dean, quien murió en un accidente automovilístico. Nadie se imaginaba que a James Dean, de 24 años de edad, la muerte le sentaría bien.

Sólo se había estrenado Al Este del Paraíso (East of Eden), una de las tres películas que había hecho como parte del contrato por siete años con los estudios Warner, antes de que estrellara su Porsche contra otro auto en la carretera el 30 de septiembre de 1955.

Los focos rojos se encendieron. Jack Warner, uno de los fundadores de la compañía, se mostró escéptico respecto al estreno de la segunda película de Dean, Rebelde sin Causa, que comenzó a exhibirse un mes después de su fallecimiento. El ejecutivo se lamentaba: ?No creo que nadie quiera venir a ver en pantalla a un cadáver?.

Para su sorpresa, se recibieron hasta 50 mil cartas de condolencia y en meses, los clubes de fanáticos del actor registraron a tres millones de personas. Su leyenda comenzaba. Medio siglo después de su muerte, su imagen permanece: Ayer, decenas de personas acudieron a rendirle tributo al hombre cuya muerte prematura y carisma lo convirtieron en ídolo.

En sólo 16 meses, James Dean filmó las tres películas que lo inmortalizaron: Al Este del Paraíso (1955) de Elia Kazan, Rebelde sin Causa (1955) de Nicholas Ray y Gigante (1956) de George Stevens.

Antes había hecho apariciones secundarias que incluso no le merecieron crédito como un soldado asustado en Fixet Bayonet (1951) o un joven que entraba a una tienda a comprar un helado en Has Anybody Seen my Gal? (1952). Pero fue la personificación del adolescente que odia a sus padres y a todo lo que represente la autoridad, el inicio de su conexión con la gente de su generación.

?Los públicos comenzaron a segmentarse a mediados de los años 50, desapareció la asistencia familiar a las salas por el auge de la televisión y los jóvenes, como hoy en día, comenzaron a poblar los cines. Hasta ese entonces la industria había formado estrellas que eran adultos con los que no se identificaba la juventud como Cary Grant o Humphrey Bogart?, señaló en entrevista Guillermo Vaidovits, maestro de la Universidad de Guadalajara y ex director de la Muestra de Cine Mexicano, para explicar el contexto donde el actor forjó su mito.

Hollywood fijó su vista en la problemática de la delincuencia juvenil y la naciente desintegración familiar. ?Cuando James Dean llegó, las cintas trataron sobre adolescentes con problemas de identidad y la falta de comunicación entre padres e hijos.

Los jóvenes encontraron con quién identificarse al 100 por ciento?, comentó Carlos Torrico, profesor del Departamento de Imagen y sonido de la UdeG, quien ubicó en el mítico actor el acierto de presentarse ?como un niño perdido que causaba compasión, todos lo querían ayudar, eso era atractivo, además de su presencia física. Sus personajes eran introvertidos, vulnerables y violentos, incluso recibía cierto rechazo de la sociedad por ser así?.

Dean se alistó en el famoso Actor?s Studio de Nueva York después de intentar probar suerte en California. En 1951 consiguió un papel en la obra de teatro ?See the jaguar? y allí fue descubierto por el director Elia Kazan, quien lo invitó a hacer una audición, después de la cual obtuvo un contrato para hacer ?Al Este del Paraíso?, donde comenzó a esbozar al personaje de rebelde que lo hizo trascender y reflejar su vida.

Abrumado por la soledad

Los historiadores y amigos del mítico James Dean atribuyeron su alocada carrera de vida a la soledad que lo abrumaba, su desarrollo con la ausencia de la figura materna (su madre murió víctima de cáncer cuando tenía nueve años) y el resentimiento contra su padre, quien lo envió a vivir con sus tíos y al que no vio durante diez años, además vivía acomplejado por ser miope y tener baja estatura.

Sus frustraciones las canalizó a través de diversas obras de teatro en su etapa escolar, incluso intentó estudiar Derecho, pero abandonó sus estudios para dedicarse a la actuación. Su primer trabajo fue un comercial de televisión para un refresco de cola, con el que consiguió unos cuantos dólares y un desayuno. Poco material de sus incursiones televisivas se conservó, en vista de que eran transmisiones en vivo.

James Dean construyó su personaje con atuendos que denotaban su condición campirana, pantalones vaqueros y botas, además de chamarras de cuero y playeras blancas, imagen del obrero urbano. Su atuendo desenfadado y su actitud en contra de las reglas impuestas por los adultos lo hicieron identificarse con un público joven, ávido de tener un ejemplo a seguir fuera de sus casas.

La fantasía del cine transformó a James Dean en un héroe de culto juvenil por sus personajes de hombre difícil, confundido y sensible que tiene que hacerse camino a la edad adulta sobreponiéndose a la figura opresiva de los padres y la indeferencia de la sociedad.

El director de cine francés Philipe Labro trazó la esencia de su personaje en una declaración: ?Todos lo reclaman: los homosexuales, los beatniks, los intelectuales, los choferes de camiones, las ancianas, las niñas de 14 años, los adolescentes del campo y la ciudad y los que se asolean en las playas de California. Él pertenecía a todos, eso quiere decir que no pertenecía a nadie?.

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000mundo asombroso
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 773 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT