EDITORIAL sábado 28 de may 2005, 11:22am - nota 5 de 5

Ser estudiante

Por: Rosario Ramos Salas


Es un lugar común decir que los jóvenes son el futuro de la humanidad, o el futuro de un país. Decir que quienes fueron niños en el pasado son ahora jóvenes con un futuro prometedor. Sin embargo en nuestro país esta afirmación no es tan cierta.

Recién se festejó el Día del Estudiante que se celebra en honor del día, que en 1929 se obtuvo la autonomía universitaria. En años pasados este día tenía un gran significado y los jóvenes tenían una clara conciencia de lo que se había logrado. Así que festejaban en sus propias escuelas organizando actividades culturales, como concursos de oratoria o literarios o competencias deportivas.

Recuerdo que al pasar a la secundaria se podía decir que ya se era estudiante, lo cual significaba que ya se vivía otra época de la vida, la de ser joven. Esto quería decir también que los jóvenes comenzaban a tomar sus propias decisiones. Se podía ir a la escuela por tu propio pie, sin que ningún adulto nos acompañara, uno organizaba su horario y tiempo de clases, tareas y esparcimiento. Tal vez por ello el tiempo de la secundaria y de la preparatoria son años clave en el desarrollo de un joven, son años que quedan grabados en la historia de cada ser humano.

Son tan importantes esos años (de los 13 a los 24 se considera este grupo de edad), porque es el tiempo para afirmar la personalidad, el carácter, los valores de un ser humano. Son los años formativos en la ética y en los valores, en los que los jóvenes manifiestan sus ideales, buscan identificarse con personas que tienen algún rasgo que admiren. Ya sea deportistas, líderes espirituales, políticos, empresarios, científicos y literatos. Es el tiempo para explorar los intereses que se van a ir delineando mas adelante en la vida. Recuerdo que cuando mis hijos estaban en la secundaria, uno de ellos participaba en cuanta actividad extraescolar se le presentaba. Y una maestra sabia me dijo: -déjelo, él está ahora probando sus talentos y descubriendo sus intereses; cuando descubra lo que realmente le gusta decidirá que eso es lo que quiere hacer en el futuro”.

“Yo sé quien soy y sé que puedo ser no sólo los que he dicho, sino todos los doce pares de Francia y los nueve de la Fama…”, dice don Quijote en el capítulo V de la famosa novela El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, que está cumpliendo 400 años.

A propósito de don Quijote, la frase arriba citada la dice él con toda seguridad sabiendo quién es, aunque por ahí digan que está loco, que por andar leyendo tan de ordinario libros de caballería le han quitado el juicio y ahora quiere hacerse caballero andante y buscar las aventuras por esos mundos.

Me admira la seguridad y el humanismo del personaje y tomo su frase para reflexionar en lo importante que es que los seres humanos sepamos con claridad quiénes somos, de qué cosas somos capaces, qué sentido tiene nuestra existencia.

Al igual que mi compañera de la semana anterior cuando reflexionaba sobre el gran científico que fue Albert Einstein, vale la pena recordar el humanismo y la sencillez de El Quijote, la imaginación que tenía cuando era capaz de imaginar que podía vivir la vida de otros.

Qué importante es que los jóvenes vayan desarrollando este saber quienes son, cuáles son sus raíces, dónde están, para que más adelante en sus vidas puedan ellos como El Quijote ir en busca de aventuras y de sueños. El papel de los padres de familia es crucial y de una enorme trascendencia. Los jóvenes deben sentir la seguridad de una casa amorosa, de un hogar donde sus necesidades primarias son satisfechas.

Pero vuelvo a la frase inicial de que tan cierto es que los jóvenes son el futuro de un país, y si los adultos estamos creando las oportunidades para que ellos tengan futuro. No que sean el futuro, sino que puedan vivir un futuro seguro.

En México el 19.5 por ciento de la población es de jóvenes de entre 15 y 24 años. Me pregunto qué tan exitosas han sido las políticas y las acciones para beneficiar a los jóvenes o son simplemente acciones tomadas con fines electorales. ¿Qué ideas y/o planes tienen para esta quinta parte de mexicanos los que quieren ser candidatos a algún puesto de elección popular?

Del total de la población en edad escolar más de la mitad, el 51 por ciento son estudiantes entre 13 y 24 años distribuidos en secundaria, bachillerato, profesional técnico y profesional. ¿Qué tan calificados están las escuelas de este nivel para atender más de la mitad de la población escolar y cómo se comportan todos estos jóvenes, cómo se están formando?

Un 11 por ciento logra terminar la educación superior pero no todos tienen la seguridad de conseguir un empleo bien remunerado, equivalente a los más de 17 años que pasaron en la escuela. Algo pasa que a pesar de todos esos años invertidos en asistir a la escuela, el medio no es capaz de absorber la fuerza de trabajo disponible. Y entonces todos esos jóvenes que salen de las universidades con un título universitario de poco les sirve porque o se van a subemplear o simplemente no hay trabajo para ellos.

La deserción escolar se incrementa a medida que se avanza en el ciclo escolar, sobre todo en los años de educación media porque muchos jóvenes se ven obligados a dejar la escuela para conseguir un trabajo de lo que sea, porque hay que ayudar en casa. Son muchachos que difícilmente vuelven a la escuela y por lo tanto su futuro es poco promisorio.

Muchos de los jóvenes comentan que ellos siempre han oído hablar de crisis, de inestabilidad, desempleo y pobreza. Esto genera en muchos de ellos conductas violentas y problemas con droga. No permitamos que esto siga sucediendo. Los adultos tenemos la obligación de pensar en ellos y asegurarles que el país les tiene reservado un futuro mejor.

Punto y aparte

Bien por el IEE que por fin dijo algo sobre las campañas anticipadas y sobre la simulación de aquellos políticos que buscan ser candidatos a gobernador o a alcalde. Era importante que este organismo se manifestara y pidiera a estos actores políticos ser más cuidadosos con los recursos. No se vale este dispendio cuando el país tiene tantas necesidades.

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 610 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT