Nosotros viernes 20 de may 2005, 11:22am - nota 11 de 22

Cuando persiste el complejo de Edipo...

Por:


SUN-AEE

MÉXICO, DF.- ?Algunos jóvenes pueden tener más de 30 años y seguir sufriendo del complejo de Edipo. Hay incluso quienes llegan a ser adultos mayores sin poder resolver esa etapa en su vida?, dice enfática la sicóloga clínica Teresa Díaz Leal, miembro del Instituto Prekop (centro holístico de sicología y desarrollo familiar).

Según la experta, el proceso edípico, cuando se sigue padeciendo a la edad de 18, 30 o más años, es consecuencia de necesidades emocionales no resueltas satisfactoriamente en la infancia o en la adolescencia, ya que este complejo se da normalmente en la mayoría de los seres humanos entre los tres y los cinco años, y puede reaparecer en la pubertad.

Y ¿a qué tipo de carencias se refiere?

De acuerdo con las etapas de desarrollo de la personalidad, un niño siente la necesidad de enamorarse profundamente de la más guapa y la más linda y por lo general, en su visión, esta resulta ser la mamá.

?Esto origina un sentimiento de ambivalencia en el infante, porque si se enamora de la mamá está compitiendo con el papá. El representante de la figura paterna se vuelve su enemigo y eso le puede ocasionar miedo y otros conflictos.

?Si los padres no explican a su hijo que esa `relación incestuosa` no es posible, los niños crecerán con esa fantasía e inconscientemente, ya como jóvenes adultos, seguirán buscando a la pareja perfecta... o a la mamá.?

CONFLICTO PENDIENTE

El complejo de Edipo en la adultez es consecuencia de que esta etapa no fue resuelta ni en la infancia ni en la adolescencia y esto básicamente se manifiesta en relaciones de pareja fallidas.

?Son personas que triangulan, es decir, que le `bajan la novia` o el novio a un amigo(a), se enamoran de imposibles, o tratan de rescatar al ser amado. Y pueden ser hombres o mujeres, solteros o casados?, señala la experta.

Otra de las características es que los ?edipos?, buscan relacionarse sentimentalmente con personas mayores y van de una pareja a otra, entablando una cadena de relaciones, pero sin encontrar a una persona con quien sentirse plenos.

Y eso en ningún momento significa que no lo deseen, ?lo que pasa es que como no resolvieron el complejo, existe muy en el fondo de su ser un anhelo inconsciente de conquistar a la mamá o al papá?, de acuerdo a Díaz Leal.

Otro rasgo que identifica a personas que sufren de este problema es su incapacidad por conjuntar la sexualidad con el amor y la ternura. Para ellos es imposible ser amante y cónyuge al mismo tiempo y por añaden a un tercero en la relación.

ASUNTO LIQUIDADO

Una buena manera de canalizar toda esa seducción y amor que los hijos dirigen a los padres en esta etapa, sería dirigirla a los artistas. Esto generalmente sucede en la adolescencia. ?Y es saludable para su identificación, independencia y autonomía?, dice Díaz Leal.

Durante la infancia lo idóneo y más saludable es que los padres puedan manejar esta situación permitiendo que el niño exprese su cariño al padre del sexo opuesto, pero no deben dejar que su hijo alimente fantasías; él tiene su lugar, y el esposo o figura paterna, el de pareja y amante.

?Tienen que ser firmes, y a la vez cuidadosos de no herir sus sentimientos. Le pueden decir: Tú no te puedes casar con mamá o papá, porque cuando estés grande vas a tener una esposa o esposo de tu edad?, explica la también especialista en terapia de contención y constelaciones familiares y maestra de la Universidad Iberoamericana.

OPORTUNIDAD ADOLESCENTE

Si los padres fueron demasiado estrictos con el niño al explicarle que el amor hacia la madre es imposible, o si permitieron que se creara falsas expectativas, todavía hay posibilidades de resolver la situación durante la adolescencia.

?En este momento es cuando se debe hablar con los hijos de las consecuencias de sus actos, orientarlos, decirles que existen los límites y hacer que se responsabilicen de sus decisiones?, aconseja la especialista.

Una alternativa

El primer paso es que una persona reconozca y tome conciencia de que tiene un problema. Y después, es conveniente acudir a un psicólogo o sicoterapeuta para resolver este conflicto que muchas veces evita que las personas encuentren pareja.

Díaz de Leal trabaja con terapia de contención, que consiste en trabajar internamente la relación con papá o mamá, independientemente de que estén vivos o hayan fallecido.

?Romper los patrones que hacen daño es un proceso que depende de cada persona, según sea el caso.

?Hay gente que está muy consciente de que tiene un problema y debe superarlo, pero además tiene un verdadero deseo de entablar relaciones saludables y de que le vaya bien en la vida?.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 220 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT