Coahuila martes 5 de abr 2005, 11:22am - nota 2 de 2

Recuerdan en Piedras Negras trágica inundación de 2004

Por: LEOPOLDO RAMOS


EL SIGLO DE TORREÓN

SALTILLO, COAH.- Las heridas que dejaron las 38 víctimas fatales de las inundaciones ocurridas hace un año en Piedras Negras, representan un sello amargo que los más de 240 mil habitantes de esta fronteriza ciudad difícilmente podrán borrar.

Así se expresa José Ignacio González al recordar los acontecimientos del cuatro de abril de 2004, cuando una tormenta creció la corriente del río Escondido, que al desbordarse arrasó con siete colonias, en su mayoría irregulares, enclavadas en la zona sur de aquella ciudad.

“Lo peor del caso es que las familias de las víctimas seguimos pensando que la tragedia se pudo haber evitado. De esto estamos plenamente convencidos, porque a las autoridades desde dos días antes se les avisó que venía la tormenta y nadie hizo nada por evitar lo que finalmente sucedió”, recuerda con tristeza.

Integrante de la Comisión de la Verdad, organismo integrado por ciudadanos, familiares de personas que perdieron la vida, de lesionados y de quienes hasta el momento nadie ha podido encontrar, José Ignacio González señaló sin embargo que para muchos nigropetenses no vale la pena expedir más reclamos de justicia.

“Llega el momento en que dices: caray, todos nos hemos quejado, todo mundo ha dicho que la tragedia se pudo haber evitado, la misma prensa ha evidenciado que esto sí fue posible, pero nadie nos hace caso, las autoridades están sordas.

“Es cuando empiezas a pensar: mejor no vale la pena seguir con lo mismo, mejor vamos a trabajar por reconstruir nuestras colonias y sobre todo, mejor vamos a empezar a tratar de asimilar lo que sucedió. No a olvidarlo, porque esto es un sello marcado en la piel de todos nosotros que nunca nadie va a poder borrar”, señaló en entrevista telefónica.

A diferencia de otros, José Ignacio, jubilado de 64 años de edad, no perdió a ningún familiar durante la inundación, pero sus dos hijos, de 24 y 29 años de edad, permanecieron desaparecidos durante los siguientes tres días a la jornada del caos.

“Yo afortunadamente pude encontrar a mis dos hijos, que son mi tesoro, pero desgraciadamente no todos corrimos con la misma suerte. Hay quienes siguen con la idea firme de tratar de encontrar a sus seres queridos, aunque la mayoría saben que si esto sucede, seguramente los encontrarán sin vida”, mencionó.

Ayer, a un año de los hechos, el Gobierno del Estado presumió una serie de acciones emprendidas para apaciguar en parte los ácidos reclamos de los sobrevivientes.

Así, la Secretaría de Desarrollo Social a cargo de Horacio del Bosque distribuyó discos donde resume sus actividades; el Instituto Estatal de la Vivienda mostró las casas color blanco que está financiando a vecinos de Villa de Fuente, Periodistas y de otras colonias donde el agua acabó con todo, mientras Protección Civil destacó la puesta en marcha del Sistema Municipal para la Prevención de Desastres.

Lo cierto es que nadie hasta ahora ha sabido como ayudar a las familias de las víctimas a reducir el dolor que aún llevan dentro de sí, el cual se incrementa al recordar las diferentes oportunidades que los gobiernos Federal, Estatal y Municipal dejaron pasar para evacuar el área antes del desbordamiento y salvar así por lo menos una parte de la cantidad de víctimas fatales.

A un año de distancia, Piedras Negras sigue de luto.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 68 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT