Salud sábado 26 de mar 2005, 11:22am - nota 1 de 1

Qué hacer en caso de intoxicación

Por: SILVIA OJANGUREN/ Foto: imagebank.com


El 60% de esta clase de accidentes, que sufren en su mayoría menores de cinco años, ocurren en el hogar.

La primera reacción de una madre cuando su hijo tomó alguna sustancia química es provocarle vómito, o darle algo de comer, como ocurre, incluso, entre obreros acostumbrados a manejar elementos tóxicos, cuando lo debido es acudir de inmediato con el médico para evitar un peligro de muerte.

En el momento en que se descubre que una persona ingirió productos de limpieza, pinturas y venenos, medicamentos y estimulantes, no hay que provocar vómito ni darle nada de beber o comer, ya que eso agravaría las quemaduras en la boca o el tubo digestivo, incluso, podría dañar los pulmones.

Patricia Escalante Galindo, especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dice que "lo mejor es acudir de inmediato a un servicio de urgencias, y de ser posible llevar el producto que causó el problema, para que los médicos sepan mejor cómo atenderlo".

Los más afectados

Los menores de cinco años y los adolescentes son los grupos de población más afectados, por esa clase de intoxicaciones. Los pequeños ingieren accidentalmente productos de limpieza, ya que en su intento por conocer lo que les rodea suelen llevarse las botellas que los contienen a la boca, quizá por creer que son refrescos u otras bebidas, explica.

Entre los adolescentes, muchas intoxicaciones son intencionales; es decir, por consumo de drogas o la disfunción familiar en la que viven algunos los lleva a intentar suicidarse y entonces ingieren medicamentos, venenos y otras sustancias tóxicas, afirma Escalante Galindo, jefa del servicio de Urgencias y Toxicología del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI.

Bombas de tiempo

La sosa cáustica y los productos para destapar cañerías como el amoniaco, cloro y otros químicos de limpieza, los derivados del petróleo como gasolina, thinner y aguarrás -cuyos envases son de atractivos colores llamativos o botellas de refrescos-, son los tóxicos que más ingieren accidentalmente los infantes.

Los padres de familia no deben dejar al alcance de niños y adolescentes ningún tipo de tóxico, ya sean productos químicos de uso común en el hogar o medicamentos y así evitar que éstos los ingieran por accidente o de forma intencional.

La doctora Escalante Galindo recomienda que los padres no mediquen a sus hijos, pues esto constituye otra causa frecuente de intoxicación, ya que muchas veces por desconocimiento le administran a los niños o adolescentes dosis inadecuadas que les causan reacciones alérgicas como mareo, vómito y malestar general.

El 60% de los casos de intoxicaciones accidentales en menores de cinco años ocurren en el hogar, especialmente, en casa de los abuelos, ya que por tratarse de adultos mayores no están acostumbrados a tener niños en casa y son más confiados en dejar "al alcance de la mano" los productos de limpieza o los medicamentos que usan.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 43 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT