Durango viernes 24 de dic 2004, 11:22am - nota 12 de 18

Ortorexia, el riesgo de comer sanamente

Por:


La meticulosidad en la alimentación también puede acarrear problemas a la salud

Ahora resulta que hasta comer saludablemente causa enfermedades; lo anterior se desprende de algunas noticias que se han dado a conocer últimamente a nivel mundial y en donde se proporcionan datos sobre lo que podría considerarse como una nueva enfermedad relacionada con los trastornos alimenticios llamada ortorexia, que es la obsesión por comer saludablemente.

A diferencia de otras enfermedades como la anorexia y la bulimia, a los ortoréxicos les preocupa la calidad de los alimentos y no tanto la cantidad; este problema radica principalmente en que las víctimas de esta enfermedad sufren una preocupación excesiva por la comida sana, convirtiéndose en el principal objetivo de su vida.

A dicho trastorno patológico podría considerársele como un comportamiento obsesivo-compulsivo, ya que se caracteriza por la preocupación de qué comer y la transferencia de los principales valores de la vida hacia el acto de comer, lo cual hace que los afectados tengan la preocupación constante de lo que ingieren.

La palabra ortorexia proviene del griego orthos que significa recto y exía cuyo significado es apetencia; por lo tanto, la ortorexia puede traducirse como el apetito recto.

Este término fue utilizado por primera vez por Steve Bratman, médico norteamericano, quien en su libro ?Health Food Junkies?, publicado en el 2002, expone que existen más de cinco mil personas que habían sufrido problemas de salud e ingresos a hospitales relacionados con este trastorno

Entre las razones que podrían llevar a una persona a padecer esta enfermedad está la obsesión por lograr una mejor salud, encontrar una razón espiritual al comer un determinado alimento, o bien, por el temor a ser lentamente envenenado por los colorantes y conservantes de las industrias alimenticias.

Esta preocupación por la comida sana les lleva a consumir exclusivamente alimentos procedentes de la agricultura ecológica, es decir libres de componentes transgénicos, sustancias artificiales, pesticidas o herbicidas.

Esta práctica puede conducir muchas veces a que se supriman las carnes, las grasas y algunos grupos de alimentos que, en ocasiones, no se reemplazan correctamente por otros que puedan aportarle los mismos complementos nutricionales; además, al haber crecido sin pesticidas, la agricultura ecológica encierra riesgo de albergar larvas o parásitos nocivos para la salud.

Los escasos estudios en torno a la ortorexia sí parecen confirmar que, detrás de la obsesión por un menú escrupulosamente limpio, subyace con frecuencia un trastorno psíquico, ya que se han diagnosticado esquizofrénicos que no comen porque piensan que los alimentos esconden conservantes que les envenenarán, melancólicos convencidos de que la comida les puede matar o hipocondriacos que indultan un bistec porque un extremo apunta chamuscado.

La propia carencia de vitaminas como la B-12 provoca alteraciones del comportamiento que profundizan todavía más en su obsesión, ya que este tipo de comida es mucho más cara que la normal y más difícil de conseguir.

La ortorexia es más bien un problema que afecta a personas con altos recursos económicos; de hecho, es en los países desarrollados donde las personas tienen mayores posibilidades de preocuparse por los ingredientes de los alimentos que adquieren en los supermercados.

SÍNTOMAS DE LA ORTOREXIA

Los síntomas fisiológicos más comunes que una inadecuada alimentación puede provocar son:

-Anemia.

-Hipervitaminosis, o en su defecto hipervitaminosis.

-Carencia de los oligoelementos, que pueden derivar en hipotensión y osteoporosis.

-Trastornos obsesivos-compulsivos.

-Depresión.

-Ansiedad.

-Hipocondriasis.

-Aislamiento social.

Algunos de los síntomas psicológicos que presentan los ortorexicos son:

-Pensar en planificar al milímetro las comidas.

-Examinar y comparar las etiquetas de los productos.

-Preferir ayunar antes que comer algo prohibido.

-Renunciar a su vida social a menos de que sea posible llevar sus propios alimentos.

- Tener discusiones permanentes acerca de lo que es o no conveniente comer.

Qué hacer en caso de ortorexia

Debe hacerse insistencia tanto en la prevención como en el diagnóstico precoz, ya que cuanto antes se diagnostica, mejor es el pronóstico de la enfermedad.

Desde el punto de vista dietético y nutricional, los objetivos del tratamiento son, en primer lugar, cubrir los requerimientos nutricionales mínimos de la persona, aportando progresivamente una mayor cantidad de alimentos básicos hasta llegar al nivel adecuado considerando la edad, sexo, talla y peso real al inicio del tratamiento.

Paralelamente, se han de reestructurar los hábitos alimentarios de forma que su dieta sea completa, equilibrada y bien distribuida a lo largo del día; los alimentos a incluir en la alimentación diaria deben establecerse con arreglo a lo que la persona ingiere espontáneamente, aumentando su variedad y cantidad según tolerancia y evolución, por lo que su motivación y su disposición para aceptar las orientaciones dietéticas son esenciales.

FUENTE: www.psicocentro.com, www.obesos.com y www.abcdietas.com.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 255 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT