Durango jueves 23 de dic 2004, 11:22am - nota 3 de 16

Bloquean CTM y CNOP a empresa cementera

Por:


Impiden que se surta de concreto precolado para la carretera Durango-Mazatlán

Sin haber emplazado a huelga ni promover acción laboral o legal que lo justifique, transportistas de carga de materiales adheridos a CTM y CNOP mantienen bloqueados los accesos a proveedores de la empresa Cementos Apasco en Durango, lo cual ha generado ya los primeros retrasos en la entrega del concreto premezclado que se está usando en las obras de la supercarretera Durango-Mazatlán.

Así lo denunció a El Siglo de Durango el jefe de planta de la empresa cementera en la entidad, Héctor Tello Becerril, quien pidió a las autoridades estatales su inmediata intervención para que se retire a los camioneros que bajo presiones y chantaje pretenden imponer sus condiciones sin atender procedimientos legales y pisoteando convenios mercantiles que la concretera tiene con sus proveedores.

Ayer por la mañana, El Siglo de Durango constató que en la planta de concretos ubicada en la salida de la carretera a Parral, cerca de siete unidades de transporte identificadas con engomados de CTM y CNOP mantenían sitiado el acceso principal de la fábrica, con la consigna de no permitir que ingresen o salgan del lugar los proveedores de arena y grava transportando tales insumos básicos del cemento.

Cuestionado sobre el particular, Tello Becerril dijo que esta medida de presión la ha adoptado la Unión de Areneros de la CTM con el apoyo de Transportes Guadiana y de otra organización cenopista desde el pasado 7 de diciembre del año en curso.

INCONFORMIDAD

En ese sentido, el directivo del consorcio nacional recalcó que ninguna notificación legal ha recibido, tampoco algún oficio laboral que le indique que la empresa que representa fuera emplazada a huelga por parte de la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

?No, no hay nada legal ni tampoco estamos emplazados, ni hay huelga; lo único es una entrevista verbal que en los primeros días de diciembre sostuvo conmigo el señor Francisco Martínez Guzmán, al parecer líder de la Unión de Areneros, quien me hizo la mención de que iban a proceder de esa forma porque no les dábamos fletes?, dijo el gerente de Apasco en la entidad.

El denunciante advirtió que el inventario de arena, grava y otros triturados está por terminársele a las plantas de producción de concreto vaciado, a la ubicada en la ciudad de Durango y a la instalada ex profeso para suministrar concreto a la nueva rúa a Mazatlán, en el paraje denominado Paraíso de la Sierra, en Pueblo Nuevo, pues alcanzan solamente para esta semana cuando mucho.

Por ello, Tello Becerril hizo ver la gravedad del problema, lo costoso que está resultando el concreto a raíz del bloqueo de la Unión de Areneros, y la pronta paralización total de las dos plantas que están suministrando cemento a la supercarretera Durango-Mazatlán si los sindicatos continúan con su actitud de presionar fuera de la ley para conseguir contratos de transporte.

OPINIÓN GREMIAL

Al estrangular a la empresa cementera para que se desprovea de los insumos básicos de producción, se está cometiendo un grave atropello que va en contra del desarrollo de Durango del Estado de Derecho, declaró el presidente del Consejo Consultivo de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en la entidad (CMIC), Sergio Cassio Stenner.

La cúpula del sector de la construcción se reunió ayer por la tarde en conocido restaurante de la ciudad para tratar de encontrar una solución a esta problemática que está afectando las obras de la supercarretera a Mazatlán, así como la estabilidad financiera de la empresa bloqueada y de la empresa Triturados Álvarez Moysen, quien actualmente es su principal proveedor de arena y grava.

Sobre el bloqueo cetemista, Cassio Stenner señaló: ?esa actitud es completamente nociva para el desarrollo de Durango, porque inhibe que empresas de fuera se establezcan en la entidad, ya que es real el riesgo de que, si las cosas continúan así, Cementos Apasco decida irse de Durango con una muy mala referencia de las presiones sindicales y obreras en el entorno nacional?.

RIESGO DE IRSE

A ese respecto, el gerente de la empresa cementara en problemas, Héctor Tello, confirmó que la intención de la empresa instalada en esta localidad hace apenas tres años es crecer y abaratar en la medida de lo posible el costo por producción de cemento premezclado, lo cual ya han venido haciendo en ese lapso al reducir entre 30 y 50 por ciento el valor que tradicionalmente tenía el referido insumo de la construcción en Durango.

Sin embargo, el propio Tello no descartó la posibilidad de que los directivos decidan cerrar sus dos plantas de producción de esta localidad, a raíz de la inconformidad que ha generado entre ellos el hecho de que un pequeño grupo de la CTM y otras organizaciones impongan sus condiciones y su propia ley en el estado.

Sergio Cassio, en nombre de la CMIC, remató: ?reprobamos como empresarios que este tipo de presiones se sigan dando en el estado. Pedimos a las autoridades que intervengan para solucionar el bloqueo, y a la CTM le pedimos que también apoye el desarrollo de Durango y analice que esto no es bueno para nadie?.

?... Con presiones no se deben conseguir este tipo de concesiones. La nueva dinámica exige y pide que haya apertura dentro de lo legal y que participen libremente en el mercado los que sean competitivos para lograr contratos. Y si los sindicatos y las uniones quieren participar en la competencia, tienen que hacerlo bajo otros mecanismos?, concluyó Cassio Stenner, quien representa al Consejo de ex presidentes de la CMIC.

TERCEROS PERJUDICADOS

La empresa Triturados Álvarez Moysen resulta ser el tercero perjudicado de la movilización que fuera de juicios y procedimientos laborales está realizando la Unión de Areneros con el apoyo de Transportes Guadiana de la CTM, y de la organización de transportistas de carga de la CNOP.

El administrador de la trituradora, Arturo Álvarez Moysen, sobre el particular manifestó a El Siglo de Durango que el suministro de arena y grava lo realiza a través de la extracción que hace en bancos que están dentro de su propiedad en el kilómetro 19 de la carretera a Parral.

Y dijo: ?para ser proveedores de Apasco entramos a revisión de costos y calidad en el Departamento de Suministros de la cementera, lo cual nos fue factible por ser productores, tener la infraestructura para triturar y por tener al mismo tiempo el equipo para el traslado de los insumos. De esa forma estamos en condiciones de ofrecerle el precio que la cementera requiere para poder sostener sus costos al público, a las constructoras y a los gobiernos?.

Arquitecto de profesión, Arturo Álvarez se dijo molesto por el atropello que está realizando la Unión de Areneros desde el pasado 7 de diciembre, cuando los materialistas de la CTM y CNOP decidieron prohibir el acceso de los camiones de Triturados Álvarez Moysen y de otros proveedores a las plantas de producción de concreto de Apasco en Durango y Pueblo Nuevo.

El inconforme aseguró que paradójicamente también es miembro de la Unión de Areneros desde hace más de 20 años, por lo cual consideró absurdo que el gremio cetemista lo esté perjudicando cuando la empresa Apasco no tiene exclusividad con Triturados por alguna razón oscura, ?sino por el hecho de que ofrece el producto y el traslado con competitividad, precio y calidad, dijo, y si los areneros ofrecen lo mismo no tienen por qué presionar para entrar al esquema de proveedores de la cementera?.

MOVILIZACIÓN

Desconocen los motivos

En las afueras de la Planta de Concretos Apasco de carretera a Parral, El Siglo de Durango dialogó con algunos de los choferes de camiones materialistas que están asentados en el acceso principal de la planta con la instrucción de prohibir a toda costa el ingreso o la salida de camiones cargados con arena o grava.

Los trabajadores que ayer por la mañana estaban ahí, entre lo que parece un campamento improvisado y provisto de fogatas, son Lucio Meza Torres, afiliado a la CNOP; y José Luis Ale García, José Escamilla Barrios, Juan Manuel Macías, José Alberto Rendón y Abel Limones López, todos de Transportes Guadiana CTM.

A todos ellos se les cuestionó el motivo por el que estaban negando el acceso de proveedores a Cementos Apasco, a lo cual respondieron que son instrucciones de sus dirigentes sindicales Francisco Martínez, de la Unión de Areneros; Marcial Aguirre, de la CNOP; y Juan Luna Acevedo, de Transportes Guadiana CTM.

Se intentó localizar a alguno de los tres líderes del movimiento choferil y no se pudo contactar a ninguno. El personal que labora en Transportes Guadiana se comprometió a enlazar a cualquiera de los dos cetemistas: a Francisco o a Juan Luna, pero no fue así.

El argumento de los protagonistas del bloqueo giró en torno a que ?la chamba debe repartirse y no solamente para unos cuantos, pues está escasa?. Además, los choferes entrevistados coincidieron que están en huelga contra Apasco, pero ninguno mostró documentos que comprobaran la justificación de dicho proceder legal.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 224 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT