Sucesos lunes 3 de ene 2005, 11:22am - nota 3 de 7

Los amantes no tan secretos de Abraham Lincoln

Por:


JAVIER DEL PINO, Washington (Agencias).-Cuando la mujer de Abraham Lincoln estaba de viaje, el espacio que dejaba en el lecho conyugal lo ocupaba el capitán de los guardaespaldas del presidente, un apuesto militar. Los historiadores y biógrafos de Lincoln están separados entre quienes ignoran ese detalle y quienes se aprestan a defender la supuesta virilidad del presidente con un argumento casi medieval: la falta de camas.

Aseguran que la presencia del militar en el tálamo de Lincoln era una muestra más de su generosidad porque con ello sólo pretendía que el joven, David Derickson, durmiera en una cama blanda de vez en cuando, no en su camastro de aguerrido militar.

El historiador C. A Tripp está convencido de que Abraham Lincoln era homosexual. Su libro, ?El mundo íntimo de Abraham Lincoln?, va mucho más allá de las noches compartidas entre el militar y el presidente número 16 de EU.

Después de analizar con un detalle sobresaliente todo el legado bibliográfico de la época, el autor ha encontrado sobradas confirmaciones de la homosexualidad de Lincoln escondidas en discursos, declaraciones y detalles de su comportamiento. Tripp falleció recientemente a los 83 años, dos semanas después de acabar el libro. El escritor era homosexual.

Cuando el libro llegue a las tiendas en la segunda semana de enero, los lectores de EU descubrirán una obra sometida a un secreto que parecía reservado para los ?best sellers? de ficción. Sólo la publicación ?L.A. Weekly? ha podido tener acceso a algunos escritos que forman parte de la obra, en la que el autor comparó los textos de la época con cientos de manuscritos del presidente conservados en el Lincoln Institute de Illinois.

Entre la correspondencia privada apareció un poema sobre el matrimonio homosexual escrito por un Lincoln adolescente. El texto era inédito no porque Tripp sepa buscar mejor que nadie sino porque los historiadores parecen haber querido esquivarlo. La poesía habla de un joven llamado Billy ?casado con un chico/ninguna de las chicas que había probado/eran de su satisfacción?. Billy se casó con el joven Natty ?y se llevaban muy bien/y mamá estaba muy contenta con el emparejamiento?.

Entre la correspondencia personal había cartas ?sumamente afectivas? ?según la editorial Free Press- entre Lincoln y un comerciante llamado Joshua Speed, con quien también compartió la cama durante cuatro años en su juventud.

La parte más documentada corresponde a la relación Lincoln con Derickson, basada en el relato de un historiador del sigle XIX, el teniente coronel Thomas Chamberlain. Según esa narración, Lincoln aprovechaba los viajes de su mujer para acostarse con Derickson, con quien también compartía los camisones de dormir ?y ciertas intimidades?, dice Chamberlain. El libro también contiene una descripción sobre Lincoln formulada por su madrastra: ?nunca mostró mucho interés por las chicas?, dijo una vez Sarah Bush Lincoln.

Según Jean Baker, historiadora del Goucher Collage y autora de la principal biografía sobre la mujer de Lincoln, el presidente ?mantuvo relaciones homosexuales con varios hombres, pero era una época en la que no existía un entendimiento de la identificación como homosexual. Esa palabra ni siquiera existía en la época de Lincoln?.

Varios historiadores creen que Tripp cae en la ignominia con su teoría sobre la homosexualidad de quien es, al fin y al cabo, uno de los héroes del partido republicano. Douglas Wilson, director del Lincoln Studies Center, asegura que la relación del presidente con otros hombres ?era porque tenían cosas en común: ambos estaban preocupados por su paso de la soltería al matrimonio?.

Otros lamentan la tendencia a preservar la limpieza biográfica de los ?padres? del país, cuya vida aparentemente debe estar ajustada a los patrones convencionales.

Como recordaba el ?New York Times?, la relación de Thomas Jefferson con una esclava negra fue un tabú de la historia hasta hace sólo 30 años, cuando por fin se documentó en una biografía que, en el momento de su publicación, también fue ridiculizada por múltiples historiadores. Años después, las pruebas genéticas demostraron que esa relación no solo existió sino que dejó descendencia.

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000mundo asombroso
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 215 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT