Deportivos viernes 6 de dic 2002, 11:22am - nota 1 de 5

Historia de los Juegos Centroamericanos

Por:


Agencias

MÉXICO, D.F.- Aunque muchos cuestionan el nivel deportivo de los Juegos Centroamericanos y del Caribe ?más en esta ocasión en la que la poderosa Cuba se ausenta- historia de este certamen es vasta y puso la muestra al mundo en cuanto a lo que se refiere a organizar competencias multidisciplinarias entre naciones que comparten geografía, ideología, historia y/o costumbres.

Basta señalar que los primeros Juegos Centroamericanos se realizaron en 1926, en la Ciudad de México, y con ello su trayectoria ya es de más de 76 años. Después vendrían otras justas más grandes, más chicas, mejor organizadas o de mejor nivel deportivo y con mayor éxito económico, pero los primeros fueron los Centroamericanos.

Surgirían los Juegos Bolivarianos (1938), los Panamericanos (1951), los Asiáticos (1951), los Mediterráneos (1951), los Panafricanos (1961) y los del Pacífico Sur (1963). Luego vendrían otros más exclusivos aunque de menor relevancia como los Juegos de los Países Pequeños de Europa (1985), los del Mar Báltico (1993) y los del Este de Asia (1993).

Aunque los Juegos de la Mancomunidad Británica (1930) ?para naciones que alguna vez estuvieron bajo el yugo de Inglaterra y el resto del imperio británico- y los Juegos Macabeos (1932) ?para atletas de cualquier país pero de ascendencia judía y siempre celebrados en Israel- tienen muchas veces mayor difusión y cuentan con larga historia, no son más antiguos que los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe (JDCC).

Como se sabe, los Juegos Olímpicos de la Era Moderna fueron los primeros que aglutinaron a diferentes países de todos los continente y de ahí surgió la idea de que se realizara un evento entre naciones vecinas para medir sus fuerzas.

La larga historia

Durante el Congreso del Comité Olímpico Internacional celebrado en París, Francia, en 1924, los delegados mexicanos, cubanos y guatemaltecos presentaron la solicitud de instituir una competencia entre sus países. La iniciativa fue obra de los mexicanos Alfredo B. Cuéllar y Enrique C. Aguirre, con el respaldo del entonces presidente, el general Plutarco Elías Calles. La propuesta se hizo realidad en 1926, cuando los primeros Juegos Centroamericanos ?todavía no había participación de los representantes caribeños- se celebraron en la capital azteca. Compitieron 269 atletas procedentes de Cuba, Guatemala y México.

Desde entonces, la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (ODECABE), ha ido aceptando países hasta completar el número actual de 32.

Este es un recorrido por la historia de los JDCC, en cuanto a su crecimiento y los cambios que le han dado forma:

I Edición: Ciudad de México 1926

Los I Juegos Centroamericanos se desarrollaron en México, del 12 de octubre al 2 de noviembre, con la participación de Cuba y Guatemala, además de los anfitriones, por supuesto, y un total de 269 atletas. Se compitió en los siguientes deportes: atletismo, basquetbol, beisbol, natación, clavados, esgrima, tiro, voleibol y tenis. El ganador fue México con 67 medallas, segundo Cuba con 44 medallas y tercero Guatemala con 3 medallas.

II Edición: La Habana 1930

Cuba fue la anfitriona del 15 de marzo al 5 de Abril de 1930. Se agregó la participación de mujeres con las tenistas cubanas compitiendo entre sí. El futbol se sumó al programa y Cuba quedó en la cima del medallero con 68, dejando a México en segundo lugar con 40. Los nuevos países participantes fueron: Panamá, Puerto Rico, Honduras, El Salvador, Costa Rica y Jamaica.

III Edición: San Salvador 1935

Correspondió a El Salvador ser sede por primera vez del 16 de marzo al 5 de abril de 1935 porque la justa tuvo que posponerse un año como consecuencia de un fuerte temporal que azotó el país un año antes. Con ello, se perdió en esa ocasión el ciclo cuatrienal, pero se incrementó el número de deportistas a 741 y debutaron como deportes de esta justa el golf, la equitación, el boxeo y la lucha. En natación, baloncesto y voleibol hubo participación femenil. México dominó con 37 oros por 31 de Cuba. En esta ocasión, Jamaica no asistió.

IV Edición: Panamá 1938

La nación del istmo fue el organizador y recibió la justa del 5 al 24 de febrero. Por primera vez se les conoció como Juegos Centroamericanos y del Caribe, gracias a la incorporación de Colombia y Venezuela con lo que fueron 10 las delegaciones participantes. Los nuevos deportes en turno fueron: waterpolo, halterofilia, frontenis y ciclismo, lo que elevó el número de atletas a 1,151. Hubo un empate en 24 preseas doradas entre México, Panamá y Cuba, pero los aztecas se quedaron con el primer lugar con un total de 72 galardones, relegando a los anfitriones al segundo lugar con 65.

V Edición: Barranquilla 1946

Por primera vez, la justa se celebró en territorio sudamericano, gracias a Colombia, que entró al quite luego de que Costa Rica había renunciado a la sede. Sin embargo, la Segunda Guerra Mundial impidió que los JDCC se celebraran en 1942 como estaba originalmente programado. Finalmente, Barranquilla fue el escenario del 8 al 28 de diciembre de 1946, cuando se reunieron 1,540 deportistas de 13 países, entre los que se contaban los debutantes caribeños: República Dominicana, Curazao y Trinidad-Tobago. Del programa deportivo salió la equitación, pero se sumaron el softbol femenil y la gimnasia artística. Cuba fue primera con 29 medallas de oro, seguida de México.

VI Edición: Guatemala 1950

Del 8 de febrero y el 12 de marzo, los chapines fueron los anfitriones de 14 delegaciones, entre las que se contaba el nuevo invitado: Haití. Hubo un total de 1,390 atletas, que compitieron en 19 disciplinas. No hubo frontenis ni softbol, pero se añadió el boliche. México volvió al primer lugar con México con 93 medallas, seguido por Cuba con 79 y en tercer lugar Puerto Rico con 29.

VII Edición: Ciudad de México 1954

México tomó el lugar de Panamá, que tuvo que renunciar a la sede por problemas económicos. Entre las innovaciones que se presentaron entre el 5 y el 20 de marzo, estuvieron el primer himno oficial de los juegos y el encendido del pebetero con la llama surgida de la ceremonia del Fuego Nuevo, en el Cerro de la Estrella, en Iztapalapa. Por quinta vez, México se alzó con la victoria global con 124 medallas ganadas, por 68 de Cuba y 53 de Venezuela.

VIII Edición: Caracas 1959

Originalmente programados para diciembre de 1958, los juegos fueron pospuestos para celebrarse del 6 al 15 de enero de 1959, debido a problemas políticos en Venezuela. Asistieron 1,150 atletas en 17 disciplinas. Compitió por vez primera Guyana, pero estuvieron ausentes República Dominicana, Haití, Honduras y Cuba. En el caso cubano, acababa de triunfar la Revolución. México fue el ganador con 53 preseas doradas, seguido por Venezuela.

IX Edición: Kingston 1962

La renuncia de Puerto Rico derivó en la elección de Kingston, Jamaica como la sede del 15 al 28 de agosto. Además, nació el proyecto para la creación de la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe ( ODECABE), cuyo primer presidente fue el general mexicano José de Jesús Clark Flores. En este evento, participaron 1,559 atletas representando 15 países con Barbados y Bahamas como los debutantes. El medallero fue dominado por México, Cuba y Puerto Rico en ese orden.

X Edición: San Juan 1966

Pese a que se trató de boicotear la participación de la Cuba de Fidel Castro, los juegos se llevaron a cabo en la bella isla del encanto, Puerto Rico, del 11 al 25 de Junio de 1966, con un total de 1,689 atletas provenientes de 18 países. Las novedades fueron las Islas Vírgenes Norteamericanas entre los países competidores y el judo, como nuevo deporte. Se repitieron los tres primeros lugares de la justa anterior.

XI Edición: Panamá 1970

Del 28 de febrero al 13 de marzo, Panamá repitió como sede. Por primera vez, se superó la marca de dos mil participantes (2,096) Aquí comenzó la hegemonía cubana en el cuadro de medallas, que se extendió hasta 1998. La diferencia fue aplastante con 210 preseas de los cubanos por 124 de México y 37 de Colombia.

XII Edición: Santo Domingo 1974

Veintitrés países mandaron a 2,052 atletas del 27 de febrero al 13 de marzo a República Dominicana, que debutaba como organizador. Cuba duplicó el número de medallas de su más cercano perseguidor, México, al dominar en 14 de los 18 deportes.

XIII Edición: Medellín 1978

Colombia repitió como sede de los JDCC luego de 32 años y recibió a 2,605 atletas de 21 delegaciones. En esta ocasión, se propuso a la ODECABE que sólo participaran dos deportistas de cada país en cada prueba como máximo para evitar que los cubanos acaparan con los podios. Aún así, Cuba termina en el primer lugar con 182 medallas por 116 de México.

XIV Edición: La Habana 1982

Luego de la negativa de Mayagüez, Puerto Rico, como sede, los juegos volvían a Cuba tras 52 años. Con una participación récord de 2,799 deportistas de 22 naciones, se presentaron por primera vez Granada y las Islas Vírgenes Británicas. Regresó el yatismo o vela al programa y se sumaron: tenis de mesa, tiro con arco, remo y hockey sobre césped. Los 173 oros de Cuba lo dicen todo.

XV Edición: Santiago de los Caballeros 1986

Con apenas 12 años transcurridos, los JDCC regresaron a República Dominicana, que reunió a 26 países y fue escenario de 25 deportes aunque, por primera vez, dos naciones fungieron como subsedes: Cuba, donde se disputó la esgrima, y México, para remo y hockey sobre césped. Los 2,063 participantes volvieron a imponer récord al igual que Cuba con sus 299 medallas (174 de oro), seguida por México con 133. La gran figura fue la nadadora Claudia Poll, nacida en Nicaragua pero naturalizada costarricense, quien ganó 10 metales dorados, marca sin precedentes.

XVI Edición: Ciudad de México 1990

México volvió a ser sede emergente ante el incumplimiento y las subsecuentes renuncias de Cartagena, Colombia, y Guatemala. El certamen se disputó del 20 de noviembre al 4 de diciembre con la asistencia de 29 países y un récord de 4,206 deportistas. Los nuevos deportes fueron el badminton, el raquetbol y el tae kwon do. Cuba se llevó 321 medallas (180 de oro), relegando a los anfitriones, una vez más, al segundo lugar pese a sus 295 preseas. Tercero fue Puerto Rico con 108.

XVII Edición: Ponce 1993

Los juegos se adelantaron ocho meses y se disputaron del 19 al 30 de noviembre de 1993 para que coincidieran con los 500 años del descubrimiento de Puerto Rico. La asistencia de 31 países significó la participación de 3,570 atletas. El nivel deportivo se elevó y muestra de ello fueron los tres récords mundiales y las 104 nuevas marcas de los juegos que se registraron. Para no variar, Cuba aumentó su récord de preseas doradas a 227, con México y Venezuela como lejanos escoltas.

XVIII Edición: Maracaibo 1998

Por segunda vez, Venezuela fue anfitriona del 8 al 22 de agosto aunque Guatemala fungió como subsede para el remo. Los nuevos récords de participación fueron de 32 países y 4,115 atletas, aunque descendió el número de nuevas marcas centroamericanas y del Caribe a 75, al igual que los oros de Cuba a 192 de un total de 335 medallas conquistadas.

Los cubanos, grandes ausentes para San Salvador 2002, ostentaba la supremacía de estos juegos desde 1970 y, en total, han ganado 2,786 medallas en las 18 ediciones de la justa: 1,492 de oro, 739 de plata y 555 de bronce.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 59 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT