Nacional domingo 20 de jul 2014, 10:11am - nota 14 de 36

Una sobreviviente del cáncer y la vida

Por: Agencias/ Toluca, Estado de México
Vida de lucha. - Amparo Murillo Contreras es una guerrera no sólo por ser independiente a los 87 años, sobrevivir al terremoto del 85 y enviudar a los 39 años, sino por superar el cáncer hace más de 30 años.


Amparo Murillo Contreras tiene mucho que contar a los 87 años. Sobrevivió al terremoto de la ciudad de México en 1985, al dolor de no poder tener hijos biológicos, a la pérdida de su marido a los 39 años y además, también superó el cáncer, cuando éste no era tan común y la medicina no tenía tantas alternativas para los enfermos.

De sus dolores y pérdidas lleva un vivo recuerdo, pero si hay algo de lo que se siente orgullosa es de ser considerada una "guerrera" por haber superado una mastectomía que la puso al borde del colapso personal y la enfrentó a sus peores miedos.

Amparo escucha con dificultad, se mueve lento, como la mayoría de los ancianos, pero no elude ninguna pregunta por incómoda que parezca.

Ante todo mujer, asegura que en la década de los 80, cuando escuchó la temida frase "usted tiene cáncer", pensó de inmediato en perder la vida. Acababa de enviudar y el diagnóstico fue como una segunda sentencia de muerte.

Recuerda que a pesar de que en ese tiempo no había campañas que animaran a las mujeres a autoexplorarse como ahora, ella supo que tenía un tumor, porque le salió una bolita a la altura del escote y su vanidad de mujer bella, la alertó y animó para ir de inmediato al médico a "quitarse esa cosa"; jamás imaginó que fuera cáncer.

En este tiempo estaba triste porque recién acababa de enviudar de su marido quien también era médico, lo que de algún modo la influyó para siempre estar alerta ante cualquier cambio en su cuerpo o salud.

Así, con esa tristeza encima, fue como enfrentó la monumental tarea de prepararse física y sicológicamente para la pérdida de su seno izquierdo.

En el Instituto Nacional de Cancerología, donde la atendieron de inmediato y le salvaron la vida, se llevó a cabo la delicada operación que en esos tiempos no era tan frecuente.

Recuerda que el "eminente doctor" Horacio Zarza, muy reconocido en esos tiempos, realizó la intervención animándola en todo momento al mismo tiempo a seguir viviendo y abrazar la vida.

Después del trance, Amparo se dedicó a animar a otras mujeres a enfrentar la situación, porque "una mujer no es un seno".

→ CANCER
RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 181 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT