Nacional martes 17 de jun 2014, 7:58am - nota 6 de 71

Animales sin pan, pueblo sin circo

Por: AGENCIAS/ MÉXICO, DF.
Animales. El tigre de bengala aprende a saltar a través del aro, primero sin fuego.


ALEGAN QUE DEJARÁN A 50 MIL FAMILIAS Y A 4 MIL ANIMALES SIN EMPLEO

Lady Gaga mira fijamente el pedazo de pollo que su entrenador pasa frente a sus enormes ojos, en el camino para llevarlo de la cubeta al hocico de Neymar. Su cabeza inquieta no deja en ningún momento de seguir los pedazos de carne que el domador da a cada uno de los seis tigres de bengala que yacen tranquilamente sentados en la pista del circo Fuentes Boys.

Lady Gaga observa detenidamente todos los movimientos hasta que llega su turno. Con la pata delantera toma el trozo de pollo fresco y lo lleva a su hocico para devorarlo plácidamente usando sus filosos colmillos. "Así es como entrenamos a los animales, no como dice el Partido Verde", asegura el entrenador de estos tigres.

Bajo el argumento de que los circos maltratan a los animales, el Partido Verde Ecologista de México presentó una propuesta de ley que prohíbe el uso de animales en espectáculos de entretenimiento humano, como es el caso de los circos. Con 41 votos a favor, 11 en abstenciones y ninguno en contra, la ley se aprobó el pasado 9 de junio en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal; sin embargo, miembros de la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circos Mexicanos (UNEAC) aseguran que la afirmación es falsa y que para el cuidado de los animales ellos se rigen por la Ley General de Vida Silvestre, que regula el manejo de estas especies y prohíbe su maltrato, además de seguir los lineamientos establecidos por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

 CUANDO SE NACE EN EL CIRCO

Malena Guillaumín nació en Colombia durante una de las giras de su familia, un grupo de cirqueros argentinos que migró a México después de que en aquel país comenzara a prohibirse el uso de animales en el circo, medida que fue adoptada en toda Argentina durante 2006. A partir de ese año inició allá un proceso de extinción de los circos. Al no haber animales, la gente dejó de ir a las carpas.

Desde que tiene uso de razón recuerda haber convivido con los animales. A los 8 años debutó con un show dentro del circo de sus padres. No conoce otra realidad que no sea esa y nunca se imaginó que algo así podría pasar. "No sé hacer otra cosa, nací en las carpas, entre los animales. Al igual que ellos, si me sacan de aquí no sabría cómo adaptarme".

Malena, quien ha sido entrenadora durante más de 20 años, asegura que aunque en sus inicios, y durante muchos años, los entrenamientos se basaban en castigos y golpes, ahora se maneja lo que se conoce como "adiestramiento positivo".

De acuerdo con Rafael Cuadros Peniche, veterinario especializado en fauna silvestre, el adiestramiento positivo se basa en un sistema de recompensas y estímulos afectivos que se otorgan al animal cuando éste hace algo bien, esto se realiza en repetidas ocasiones hasta que animal logre asociar una acción determinada con un premio, como una caricia o un alimento que le guste.

"Es mentira que los golpeamos y que los animales hacen los trucos por el miedo que sienten. Por ejemplo, para que un tigre salte el aro con fuego, desde que son pequeños los enseñamos a saltar el aro sin fuego, ponemos un trozo de carne en el otro extremo y ellos brincan para alcanzarlo. Después de mucho tiempo de hacer eso ponemos el fuego y a pesar de las llamas ellos brincan con tal de comer su pollo", asegura Malena.

Boster, el camello, parece estar muy familiarizado con los premios que su entrenador le da cada vez que realiza una buena acción. Apenas el joven de 20 años de edad se acerca, el animal de tres años estira su largo hocico y le lame las manos sin cesar. "No tengo nada" dice Bebeto Gasca y le muestra sus manos, pero el camello continúa su búsqueda hasta la pequeña bolsa de galletas que cuelga de su cintura.

"Primero, sentaaado, sentaaado" dice de manera suave, alargando las palabras. Boster por fin se sienta y obtiene lo que buscaba. Después de varios trucos las galletas se terminan; aun así, el dromedario no aparta nunca su nariz de las manos de su entrenador, como si supiera que, al igual que aparece una paloma en el sombrero de un mago, las galletas aparecerán en las manos que ahora lo acarician.

41

VOTOS

A favor obtuvo la ley que prohíbe el uso de animales.

→ Circos proteccion animal
RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 848 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT